La otra vacuna y el otro virus

La otra vacuna y el otro virus

La otra vacuna y el otro virus africa

Estos días el mundo está hablando del inicio de la vacunación de la COVID19.

Es motivo de alegría, pero la alegría es que llegue a todo el mundo.

Imagínate que existe un virus muy contagioso,

que afecta sobretodo a las niñas y niños más pequeños,

Imagínate además que existe vacuna

además eficaz

pero…

solo se vacunan los ricos

los países con menos recursos económicos no la pueden comprar

y sus poblaciones más aisladas no tienen acceso

y mueren de la enfermedad

cada día cientos de niñas y niños en Etiopía, República Democrática del Congo…

No imagines

existe,

es el sarampión

 

 

Te invito a leer la entrevista completa que me ha realizado Gema Maldonado para ISanidad:

http://isanidad.com/176812/dr-inaki-alegria-invito-mirar-africa-para-aprender-mutuamente-manejo-pandemias-politicas-sanitarias/

 

África, como el resto del mundo, afronta la pandemia de Covid-19. Pero no es la única. A principios de este 2020 el Hospital General Rural de Gambo, ubicado en una zona rural al sur de Etiopía, a unos 245 kilómetros de Addis Abeba, se colapsó. “Estábamos a más del 300% de nuestra capacidad, improvisando camas en los pasillos y una carpa a modo de hospital de campaña”, explica a iSanidad el Dr. Iñaki Alegría, pediatra y director médico del hospital. No, no era coronavirus.

Sus pacientes no eran ancianos, sino niños y niñas, en su mayoría, menores de cuatro años. Para el virus al que se enfrentaban “sí existe una vacuna, muy eficaz, por cierto”, señala. El sarampión, la “pandemia silenciosa”, era la epidemia que afrontaban en Gambo y que provoca en los niños “una elevada mortalidad por complicaciones respiratorias, deshidratación y desnutrición”. En este escenario llegó la pandemia a África y, por tanto, a Etiopía.

“Resido en un hospital en emergencia continua que ahora combate la pandemia de coronavirus entre epidemias de sarampión, meningitis, cólera, tuberculosis y hambrunas”

Morir por sarampión en los tiempos del coronavirus

El autor vive una epidemia en Etiopía que se ceba con los niños más vulnerables ante un silencio internacional que le da más miedo que la propia enfermedad

 

Una más. No hay duda. La veo entrar por la puerta sostenida por su madre, con los ojos cerrados cubiertos por una secreción amarillenta y una tos que huye de su boca. Me acerco, con su permiso levanto con delicadeza la camiseta buscando un exantema por su tronco, acerco mi mano a su piel para poder palparlo y poder sentir cómo arde su cuerpo.

«Debemos priorizar a los niños y adultos que más lo necesitan. En cuanto mejoran los retiramos para beneficio de los que han empeorado. Estamos sufriendo una epidemia silenciosa»

El miedo invade el mundo ante la amenaza de pandemia por Coronavirus.

Mientras, la vida sigue, empieza y acaba en otros lugares, como en Etiopía.

País dónde la principal causa de mortalidad en niñas y niños menores de 5 años sigue siendo la neumonía, seguido por la diarrea. Ambas evitables.

Ahora, se añade además el broto de sarampión.

 

En cuanto a la neumonía,

la neumonía infantil es hoy en día el mayor asesino infeccioso de niños, cobrándose una vida cada 39 segundos. Pese a ello, la comunidad internacional ha respondido a esa emergencia con poco más que un encogimiento de hombros colectivo.

Tal vez esto es porque la mayoría de la gente piensa que la neumonía es ante todo una amenaza para los ancianos, lo cual es cierto. El coronavirus, que mata a través de una infección respiratoria grave y aguda, ha reforzado esta percepción. La mayoría de las víctimas han sido ancianos con condiciones de salud preexistentes. Sin embargo, la neumonía es hoy en día la mayor causa de muerte infecciosa en los niños y se cobra más de 800.000 vidas al año. La mayoría de las víctimas son menores de 2 años. Casi todas las muertes ocurren en los países más pobres del mundo, Etiopía se encuentra por desgracia entre los 5 países del mundo con una mortalidad por neumonía más elevada en niñas y niños menores de 5 años.

No hay estadísticas que puedan captar la tragedia humana que está en el centro de esa emergencia. Causada por bacterias, agentes virales u hongos, esta es una enfermedad que ataca los sacos de aire de los pulmones, causando que se inflamen y se llenen de pus. Los niños quedan –literalmente– luchando por respirar.

Con la desnutrición como principal factor de riesgo, la neumonía es la enfermedad definitiva de la pobreza. Los que se enfrentan a los mayores riesgos -los pobres de las zonas rurales y los habitantes de los barrios marginales urbanos- carecen de voz en las prioridades de la agenda sanitaria. Y aunque los niños más pobres se enfrentan a los mayores riesgos, son los que menos probabilidades tienen de ser inmunizados, los últimos en la lista de tratamiento y los que más riesgo tienen de recibir un diagnóstico inexacto.

 

 

 

“Resido en un hospital en emergencia continua que ahora combate la pandemia de coronavirus entre epidemias de sarampión, meningitis, cólera, tuberculosis y hambrunas”

Como la mayor parte de África, Etiopía ha capeado la pandemia con cifras de contagios y muertes muy inferiores a las europeas, pese a tratarse de países, en muchos casos, en vías de desarrollo. Precisamente por este último factor, su población no tendrá acceso a las vacunas por el momento. Ni siquiera la población de riesgo, algo que al Dr. Alegría le “avergüenza” por ser “totalmente injusto, intolerable e inadmisible”.

“Uno de los peores sentimientos que tengo a diario es el sufrimiento de tener que retirar el soporte respiratorio a un niño que se está ahogando en beneficio de otro recién llegado que se encuentra peor”

 

 

Sobre la contención de la pandemia de Covid-19 en África: “Lo están haciendo mejor. Etiopía ha actuado de manera rápida y contundente”

https://elpais.com/planeta-futuro/2020-12-16/y-si-es-porque-en-africa-realmente-lo-han-hecho-mejor.html

 

“Hacer bien las cosas en África no es ningún milagro. Considerarlo un milagro es una visión racista y colonial”

 

“La primera doctora residente en Gambo, Dra. Samrawit, me dijo: “Nosotros habíamos idealizado la fortaleza de Europa. Vosotros habíais infravalorado la capacidad de respuesta de África ante la pandemia”

 

“Os invito a mirar a África, no solo para hablar de miseria. Sino también para aprender mutuamente y compartir experiencias en el manejo de epidemias, pandemia y políticas sanitarias”

 

“Que la gran mayoría de países de África no reciban en 2021 vacunas debido al acaparamiento de países europeos me parece injusto, intolerable e inadmisible. Me avergüenza”

 

“Nuestro objetivo en Gambo es la excelencia igual que la buscaríamos en cualquier otro país. Ser pobre no significa tener que aceptar tomar medicamentos caducados o aceptar cualquier trato”

 

“En el hospital estamos creando la primera UCI Neonatal de la región.

Nos hemos propuesto un reto: que no muera ninguna madre al dar a luz ni ningún niño al nacer por una causa que podríamos haber evitado”

 

Nos hemos propuesto un reto: que no muera ninguna madre al dar a luz ni ningún niño al nacer por una causa que podríamos haber evitado. Nuestro lema en lengua oromo es Haati Takkallee Lubbuu kenuuf lubbuu dhabuu hin qabdu (Ninguna madre debe morir al dar vida, ningún niño debe morir al nacer). Estamos buscando apoyos y se puede donar a través de Migranodearena. Ahora necesitamos formar al personal sanitario en los cuidados intensivos para garantizar una correcta calidad de la atención sanitaria.

 

 

Vacuna Coronavirus: NO a las patentes, la pandemia no es un negocio

 

Neunomía: La mayor asesina de niños del mundo

Please follow and like us:

2 comentarios en “La otra vacuna y el otro virus”

  1. Pingback: La vacuna de los ricos: Vacunas Para Todos Ya —

  2. Pingback: Llegan las primeras vacunas a Etiopía —

Deja un comentario

Ir arriba