A él no podemos responder “mañana”. Su nombre es “Hoy” – Gabriela Mistral

 

‘Somos culpables de muchos errores y muchas faltas,

Pero nuestro peor crimen es abandonar a los niños,

Olvidando la fuente de vida.

Muchas de las cosas que necesitamos pueden esperar.

Los Niños no.

Justo ahora es el momento en que sus huesos se están formando,

Su sangre se está elaborando

Y sus sentidos siendo desarrollados.

A él no podemos responder “Mañana”.

Su nombre es “Hoy”.

 

Gabriela Mistral

Poeta chilena premio Nobel

 

Poema que me marcó profundamente, aprendí que no podemos esperar, su nombre es “HOY”

Poema que como no podía ser de otro modo introduce mi primer libro publicado “ALEGRÍA CON GAMBO: La mirada etíope que alimentó mi vida

 

Espero que los disfrutéis.

Podéis encontrar el libro disponible en las principales librerías.

También lo podéis comprar on-line a través del siguiente enlace:

 http://claret.cat/es/libro/alegria-con-gambo

El 100% de los beneficios del libro los destinaremos al proyecto “Alegría con Gambo” de la ONG “Alegría Sin Fronteras ” para la mejora de la vida de los niños y niñas más desfavorecidos del sur de Etiopía.

Publicado en Amistad, Amor, Àfrica, libro, Libro Alegría con Gambo: la mirada etíope que alimentó mi vida, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | 113 comentarios

Denis Mukwege – Nobel Peace Prize: Taking action is a choice

“Taking action is a choice.

It is a choice:

– whether or not we stop violence against women,
– whether or not we create a positive masculinity which promotes gender equality, in times of peace and in times of war.

It is a choice:

– whether or not to support a woman,
– whether or not to protect her,
– whether or not to defend her rights,
– whether or not to fight on her side in countries ravaged by conflict.

It is a choice: whether or not to build peace in the countries in conflict.

Taking action means saying ‘no’ to indifference.”

Denis Mukwege, Nobel Peace prize lecture

© The Nobel Foundation, Stockholm, 2018.

You can read full Nobel Prize lecture on

https://www.nobelprize.org/prizes/peace/2018/mukwege/55721-denis-mukwege-nobel-lecture-2/

Publicado en Alegría Sin Fronteras, Alegria amb Gambo, Iñaki, Iñaki Alegria | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Ethiopian women want to Stop Female Genital Mutilation. A real history

FGM

Ethiopian women want to Stop Female Genital Mutilation. A real history

 

I was on the street with a bunch of children that included boys and girls. This occurred in the outskirts of Addis Ababa, nowadays this place is unknown to me. There, parents practiced Female genital mutilation and male circumcision. At first, I could not understand what was happening. I was afraid, we were forced to be in that row, it was a very long queue, in that row there were me and my two brothers. I was four years old, my little brother was between two or three years old and the elderly five or even two years older than me. In the queue, my older brother was standing in front of me.

I was already getting very agitated and my fears were greater. Around us, we had adults who controlled us without taking their eyes off from us. For instance, I wanted to leave, I got quite nervous because we had been standing for a while without moving from the same spot. I looked around and I did not see anyone smiling or happy so I began to suspect that something bad was happening. I heard children sobbing but I didn’t still do not fit the reasons until the row was shortened, and I took a few steps forward. They also did not allow us to look side to side, they were too demanding; we had to be in the correct position as if we were in the military force. As they did not let us see, when I heard the tears, I wanted to distract myself by talking with other children.

For a moment, I thought it would be the end of my life, I thought they wanted to kill us…

when it was my older brother’s turn … two adults held my older brother so he would not escape, (they used the same utensil for all children, with which they cut a piece of skin from his penis). My older brother started screaming … I wanted to help him but I was almost paralyzed when I saw a part of his penis falling on the floor, I almost lose heart. It hurt me to see my brother scream and suffer from pain. I got even more nervous when it was my turn, I looked around quickly, again and again until I found a solution to get out, I do not know if it was because the older ones had distracted with something but I found a way out of danger. I started running without looking any place, I could not stand still, I ran and ran but I could not think of what I had seen; I had to get out before things get too hot. I felt trapped; I did not know the way I found a quiet place where nothing bad was happening. Finally, I could breathe one more time.

This experience was recorded on my mind, I was traumatized. It took me years to really understand this theme and the consequences of female genital mutilation in women’s bodies.

I remember my mother’s death as if it was yesterday, I did not know exactly the type of mutilation she faced. We had never discussed this issue; I guess it was too little to understand it but I know that it was hell for her, she died trying to give birth to her fourth child. I do not know if my father had was circumcised but my mother was mutilated for sure. Now, you might doubt: How do I know this? Well, because all the children had to have it, it was obligatory on my area,

“it was part of our culture” no one could escape from it… we could be rejected by everyone.

Since then, I have no doubt that my mum was mutilated. Through her gaze, I saw her suffering. Sometimes, she tried to show a good face but her glance always transmitted something to me.

My mother barely smiled.

I remember, my mother was extremely young to be a mother but she was a great mother, she did not have had the same luck as me, the adoption. She gave me for adoption to get a better life, and that’s how it was.

 

Publicado en Àfrica | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Mujeres etíopes contra la mutilación

Mujeres etíopes contra la mutilación

FGM

Estaba en la calle con un grupo de niños en los que se incluían chicos y chicas. Esto sucedía en las afueras de Addis Abeba, hoy en día desconozco el lugar. Allí se practicaba tanto la mutilación genital femenina como la circuncisión. Al principio no podía entender lo que sucedía, me entró miedo, estábamos forzados estar en esa fila, era una cola larguísima, en esa fila estábamos yo y mis dos hermanos. Yo tenía cuatro años, mi hermano pequeño tendría entre dos o tres años y mi hermano mayor cinco puede que dos años más que yo. En la cola, mi hermano mayor estaba enfrente de mí.

Ya me estaba poniendo súper inquieta y tenía un miedo aún mayor que antes. A nuestro alrededor, teníamos gente mayor que nos controlaban sin quitarnos los ojos de encima.

En ese momento quería salir, me puse bastante nerviosa porque llevábamos bastante rato de pie sin movernos del mismo lugar, miraba a los lados y no veía a nadie sonreír o que estuviera feliz así que empecé a sospechar que algo malo estaba sucediendo. Oía a niños sollozar pero aún no encajaba las razones hasta que la cola se acortaba, y yo daba unos pasos más hacia adelante. Tampoco nos permitían sacar la cabeza para mirar, eran demasiado exigentes, teníamos que ponernos de manera correcta como si estuviéramos en el ejército.

Como no nos dejaban ver, al oír los lloros, quise distraerme hablando con otros niños, en un momento pensé que sería el fin de mi vida, pensé que nos querían matar…cuando fue el turno de mi hermano mayor… dos personas mayores le sujetaron para que no se escapase, (utilizaban el mismo utensilio para todos los niños, con el que cortaba un trozo de de piel de su pene). Mi hermano mayor empezó a chillar… le quise ayudar pero casi me quedé paralizada al ver una parte de su pene caer en el suelo, casi me desmayo. Me dolió ver a mi hermano chillar y sufrir de dolor. Me puse aún más nerviosa cuando ya era mi turno, miré a todos los lados con rapidez, una y otra vez hasta encontrar una solución para salir, no sé, si fue porque los mayores se habían distraído con algo pero encontré la forma de salir del peligro. Empecé a correr sin mirar hacia ningún sitio, no podía quedarme quieta, corría y corría pero no podía con lo que había visto, tenía que huir. Me sentí atrapada, no sé cómo encontré un sitio tranquilo en el que nada malo sucediera, por fin podía respirar de nuevo. Esto se quedó grabado en mi mente, me traumaticé.

He tardado años en saber realmente de qué se trataba y en las consecuencias que la mutilación genital femenina produce en nuestros cuerpos.

Recuerdo la muerte de mi madre como si fuera ayer, no sé con exactitud el tipo de mutilación genital femenina que tuvo porque nunca me habló del tema, supongo que era demasiado pequeña para entenderlo pero sé que eso fue un infierno para ella, murió al tratar de dar a luz a su cuarto hijo, no sé si mi padre tuvo la circuncisión pero mi madre sí que fue mutilada. Ahora vendrá la pregunta de ¿cómo lo sé? Pues porque todos los niños teníamos que tenerlo, era obligatorio, “era parte de nuestra cultura” nadie podía escapar porque era rechazada por toda la sociedad, no me cabe la menor duda que ella fue mutilada. A través de su mirada la veía sufrir. A veces intentaba poner buena cara. No solía sonreír pero siempre me transmitía algo su mirada. Su mirada lo decía todo. Veía su cara de sufrimiento. Recuerdo, que mi madre era extremadamente joven para ser madre pero era muy buena madre, no tuvo la misma suerte que yo, la adopción.

Me dio en adopción para que tuviera una vida mejor, y así fue.

por Júlia Bekelech Tamayo

Publicado en A 2 manos, Alegría Sin Fronteras, Alegria amb Gambo, Àfrica, Etiòpia, Etiopía, Explotada, mutilació genital femenina | Etiquetado , , , , , , , , , | 33 comentarios

Aceptando y respetando la diferencia he descubierto que todos somos iguales

Aceptando y respetando la diferencia he descubierto que todos somos iguales

La diferencia debe servir para enriquecer la igualdad.

Es enriquecedor ser diferentes para construir un mundo más igual.
Manos de la humanidad, igualdad en la diferencia.

Cuando me he enamorado de las diferencias he descubierto que todos somos iguales.

Y tú, ¿qué ves?
No se trata de ver todas las manos del mismo color.
No son del mismo color, y es precioso y enriquecedor que sean de distinto color.

Se trata de ver manos de personas, hombres o mujeres, niños o niñas, que tienen la misma dignidad y derechos.
Y desde la diferencia, luchar por la igualdad.

Publicado en Alegría Sin Fronteras, Alegria amb Gambo, Àfrica, Iñaki, Iñaki Alegria, Injusticia | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Tiene que aguantar como los hombres le roban la dignidad con la mirada y la violan entre risas y aplausos

2018-11-19-00-39-24-2046139261

Tiene que aguantar como los hombres le roban la dignidad con la mirada y la violan entre risas y aplausos.

Se sube la falda mientras su dignidad cae a la altura del suelo.

Alamitu se encuentra encarcelada por una tela ceñida que marca cada milímetro del contorno de su silueta.

Tras su paso, las miradas se vuelven, atravesando el algodón con perversión. Las risas y comentarios llegan a oídos de la joven Alamitu que se siente inferior y gobernada por las miradas indeseadas a quien no ha abierto ni el pensamiento.

Camina cabizbaja, con la mirada apagada, cómo si bajo sus pies sus tacones se hubiesen convertidos en clavos que le perforan el talón a cada paso, mide cada movimiento con temor.

No quiere ser víctima de miradas.

Querría vestir una cómoda camisa y pantalones y cargar a su espalda una mochila llena de libros.

Sin embargo, Alamitu, es víctima de la sociedad, esclavizada por los hombres.

 

Una lágrima corre por su rostro mientras se para en la esquina.

Hoy todavía no ha empezado a trabajar y ya ha sido violada con la mirada, gratuitamente.

Cuando ella tan sólo quiere poder conseguir algo de comida para alimentar a sus hijos.

Tiene que aguantar como los hombres le roban con la mirada, la violan.

Nadie debería ser tan pobre que se viese obligada a vender su cuerpo. Ni nadie debería ser capaz de comprar el cuerpo de ninguna mujer.

Publicado en Àfrica | Etiquetado , , , , , , | 6 comentarios

Colabora con el Hospital Rural de Gambo que salva vidas cada día en Etiopía

Colabora con el Hospital Rural de Gambo de Etiopía

La sala de pediatría con dos niños por cama por estar colapsada, superando en ocasiones los 90 e incluso 100 niños ingresados.

La unidad terapéutica nutricional formada por dos salas, también con dos niños por cama y con unos 30-35 niños ingresados diariamente que se recuperan de la desnutrición aguda severa siguiendo el protocolo de recuperación establecido por la Organización Mundial de la Salud y UNICEF.

En las urgencias de niños menores de 5 años se atienden cada mes más de de 800niños y niñas

La gran mayoría consultan por fiebre, desnutrición, diarrea, tos y problemas respiratorios requiriendo ingreso en el hospital una gran mayoría de ellos.

La nueva unidad de cuidados intensivos neonatales inaugurada hace 6 meses consta de 3 incubadoras, 4 camas para método canguro, 2 lámparas de fototerapia y oxígenoterapia. Se han ingresado ya más de 181 neonatos.

No podemos parar. Ayúdanos a seguir haciendo frente.

Los auténticos héroes invisibles son cada uno de los trabajadores anónimos que forman el hospital. Es para mi un gran honor, un auténtico placer poder trabajar con un equipo tan maravilloso.

Únete a Nuestro grupo de teaming y colabora con tan sólo 1€ al mes

https://www.teaming.net/alegria

Diapositiva4

Realiza una donación puntual a  través de migranodeareana:

https://www.migranodearena.org/es/reto/19509/comere-hoy

Tómate un café virtual con shareacoffee for life:

https://shareacoffeefor.org/acoffeeforlife/

Diapositiva2

Compra la sudadera ética de Meliorism y colabora con Gambo General Rural Hospital Supporter y todos los beneficios se destinarán al hospital de Gambo

https://www.meliorismclothing.org/product-page/africa-importa

 

mascara-letras-prueba-1

En la sala de maternidad se atienden cada mes:

Más de 125 partos

Más de 20 cesáreas

En la consulta de seguimiento del embarazo se atienden más de 1020 mujeres embarazadas al mes. A todas las madres que acuden a control se les proporciona suplemento con ácido fólico para evitar malformaciones como el mielomeningocele que es mortal en esta zona rural.

También se cribado de hipertensión arterial, anemia a todas las mujeres.

No podemos realizar ecografía a todas las embarazadas de manera sistemática por la falta de personal pero si que lo realizamos a todas las madres que sospechamos alguna complicación.

Publicado en Alegría Sin Fronteras, Alegria amb Gambo, Àfrica | Etiquetado , , , , , , | 2 comentarios

Y tú, ¿qué ves?

Y tú, ¿qué ves?

amanos

No se trata de ver todas las manos del mismo color.

No son del mismo color, y es precioso y enriquecedor que sean de distinto color.

 

Se trata de ver manos de personas, hombres o mujeres, niños o niñas, que tienen la misma dignidad y derechos.

Y desde la diferencia, luchar por la igualdad.

Publicado en Alegría Sin Fronteras, Alegria amb Gambo, Àfrica | Etiquetado , , , , , , , , | 23 comentarios

Imagina que quien muere en el parto es el hombre

aimagina

Imagina que quien muere en el parto es el hombre

Imagina que quien muere en el parto es el hombre.

No se puede imaginar…

Si en el parto muriese el hombre, ya se habría actuado para evitarlo.

Pero quien muere y sigue muriendo cada día es la mujer,

En silencio

Es una muerte evitable, es una injusticia social

 

La principal causa de una mujer joven es el parto, no es ninguna enfermedad, es una causa fisiológica.

Si quien muriese fuese el hombre ya se habría actuado.

En el mundo, la mujer joven no muere por ninguna enfermedad, muere en el parto. Y sabemos evitarlo.

Muere una mujer joven con toda la vida por delante, muere una futura ingeniera, médico, matrona… muere la activista defensora de los derechos de la mujer, muere el futuro.

Nace un niño huérfanos nada más nacer, condenándole prácticamente a la pobreza y la supervivencia.

La solución resulta sencilla, no implica investigación, ni pastillas, quizá ese sea el problema.

Hoy en día es más fácil financiar billones de dólares en pastillas para la malaria, sida y tuberculosis que financiar estudios y formación a matronas locales.

Sin embargo, nosotros creemos en ellas, no invertimos en pastillas, invertimos en personas.

Publicado en Alegría Sin Fronteras, Alegria amb Gambo, Àfrica | Etiquetado , , , , , , , , | 16 comentarios

Cuando una mujer muere

Cuando una mujer muere

Cuando una mujer muere,
Cuando una mujer muere es menos
Menos el llanto
Menos la pérdida,
Menos el luto,
Menos la respuesta,
Menos la acción

Cuando una mujer muere es menos
Como menos fue también su vida.

Esta es la realidad que queremos cambiar, porque la vida de una mujer vale.

Porque ninguna mujer debe morir al dar vida cuando no debería morir, cuando se epuede evitar.

Porque más del 99% de las muertes maternas son evitables, son una injusticia social que no podemos tolerar.

Porque hay que actuar.

Publicado en Alegría Sin Fronteras, Alegria amb Gambo | Etiquetado , , , , , , | 8 comentarios

Tomar nuestra ración y Compartir

Tomar nuestra ración y Compartir

 

IMG_9568 (2)

Tomar nuestra ración y Compartir

Compartir un mismo plato entre todos. Tomar en la mano nuestra porción, sin robar a nadie su ración diaria.

La tierra es como un plato de  injera,

hay para todos comida

Tan solo se trata de tomar en su justa medida

Si nadie roba a todos alimenta.

 

Compartir como si nos fuese la vida

Como si alguien muriese si no lo hiciésemos

Sin cerrar los ojos,

 

Es bonita la diferencia,

Pero iguales en la ración a comer,

Iguales en dignidad y ser,

Unidos sentimientos

 

La diferencia enriquece

Si es igual en derechos y dignidad

En caso contrario siempre empobrece

Y no se puede tolerar

 

 

 

 

Publicado en Alegría Sin Fronteras, Alegria amb Gambo, Àfrica | Etiquetado , , , , , , , , | 7 comentarios