Eres cooperante, expatriado o inmigrante?

Cuando llegué a Etiopía por primera vez, según aterricé en el aeropuerto de Adis Abeba, me quedé impactado: lo primero que vi fue una autopista bien asfaltada y llena de coches, edificios de 20 y 30 pisos. Personas bien vestidas, algunas con traje y hablando con un teléfono móvil de última generación. ¿Y sabes qué pensé, entonces? “Ah, esto no parece África”. No se correspondía con la imagen preconcebida y estereotipada que tenía en mente.

Al llegar al hospital, me presenté diciendo:

“¡Hola! Soy médico, vengo de cooperación a ayudar en lo que haga falta. Puedo visitar niños, adultos, mujeres embarazadas, atender partos, puedo ayudar a limpiar, a cocinar… ¡Lo que sea!”.

Imagino que no sorprende mi carta de presentación, con la voluntad de ayudar, sin acreditar formación; ya se sabe que en África la buena voluntad es suficiente.

Pero ahora imagina que, en vez de llegar a Etiopía, llego a Noruega y me presento al director del hospital con las mismas palabras. De entrada, ni se me pasaría por la cabeza presentarme en un hospital nórdico sin el título homologado, pero pensamos que en Etiopía no es necesario. Además, tampoco me presentaría en el hospital europeo como “cooperante”, sino como médico. Entonces, me pregunto, ¿por qué si voy a un país como Etiopía soy cooperante? ¿Quiere decir que estoy etiquetando y calificando de inferior al país?

Como español, en Etiopía me llaman “cooperante” o “expatriado”. En cambio, a un etíope en España le tildamos de “inmigrante”. Este es un lenguaje racista y colonial.

Durante estos años viviendo en Etiopía me encontré con un país del que nunca había escuchado hablar: hospitales con tecnología puntera recién inaugurados, excelentes médicos y profesionales que se graduaban cada año en las más emblemáticas y prestigiosas universidades etíopes…

Invito a mirar a Etiopía no solo como un país vulnerable y receptor de ayuda, sino también como un país del que aprender y compartir experiencias. La pobreza no está en África, sino en mi mirada hacia ella. Entendí también que los estereotipos nos separan y nos dividen. Vivimos en un mundo lleno de fronteras como una valla o un mar, pero la frontera más peligrosa somos nosotros mismos, son nuestros prejuicios. Debemos trabajar sin paternalismos, con humildad, con respeto, profesionalidad y excelencia.

Eres cooperante, expatriado o inmigrante? actualidad africa lo mas visto Racismo refugiados salvador blanco TED volunturismo
Eres cooperante, expatriado o inmigrante? actualidad africa lo mas visto Racismo refugiados salvador blanco TED volunturismo
Eres cooperante, expatriado o inmigrante? actualidad africa lo mas visto Racismo refugiados salvador blanco TED volunturismo
Eres cooperante, expatriado o inmigrante? actualidad africa lo mas visto Racismo refugiados salvador blanco TED volunturismo

5 comentarios en “Eres cooperante, expatriado o inmigrante?”

Deja un comentario

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: