Las heroínas invisibles en los tiempos del Coronavirus

Las heroínas invisibles en los tiempos del Coronavirus alegria gambo dr alegria

Las heroínas invisibles en los tiempos del Coronavirus

En estos días de Coronavirus hay unos héroes invisibles que trabajan en la retaguardia sin cesar.

Hacen un trabajo silencioso, invisible, anónimo y desde la humildad.

No, no me estoy refiriendo al personal médico, tampoco al personal de enfermería; me estoy refiriendo a aquellas personas que no están recibiendo estos días ni aplausos ni agradecimientos por redes sociales y sin embargo sustentan el hospital, al personal de enfermería y médico.

En estos días de Coronavirus, escasean las mascarillas, se habla de la dureza del trabajo de usar la bata y mascarilla durante la jornada de trabajo por el personal sanitario… pero aquí no acaba todo. Hay otras personas, que también visten bata y mascarilla; y además son las que desinfectan la camilla, el box, el suelo, las paredes… en un trabajo incansable que se multiplica estos días. Sin estas personas el hospital sería además el medio perfecto para la expansión del virus.

Va por vosotras y vosotros, todos los integrantes del personal de limpieza i también a de lavandería, de cocina, de almacén, de transporte…

Y aún hay más, no todo sucede en el hospital, fuera, hay otros héroes que permiten que la vida siga: todo el personal que sigue trabajando y recogiendo nuestra basura,

Gracias, no solo es justo acordarnos de vuestras importantes profesiones, sino que además sin vosotras ningún sistema sanitario se sustenta.

Gracias, gracias, gracias.

Please follow and like us:

8 comentarios en “Las heroínas invisibles en los tiempos del Coronavirus”

  1. Tienes mucha razón, es un trabajo callado pero muy importante, porque las cosas funcionan si la cadena no se rompe, el médico tiene la responsabilidad de devolver la salud o intentarlo, pero todos los demás son imprescindibles para que todo funcione y él pueda hacer su labor.
    Un abrazo, Iñaki.

  2. Buenos días Iñaki
    Haber si aprendemos algo de esta pandemia y nos hacemos mejores personas,dignas de llamarnos humanas.Dejar de mirarnos tanto el ombligo y empezar a preocuoarnos por los demás siguiendo tu ejemplo.
    Yo trabajo de conductor de autobús en la emt de madrid
    Saludos y un abrazo gigante desde Madrid😘

  3. Iñaki
    Si alguna vez vienes por Madrid no dudes en ponerte en contacto conmigo,vivo en la sierra de madrid
    (Llevo 3 años como socio de tu ONG)
    Aquí tienes una casa para cuando quieras
    Sigue así,eres un ejemplo para muchas personas de bien.
    Gracias por tu trabajo
    Eres la luz en medio de la oscuridad
    GRACIAS!!!!

Deja un comentario

Ir arriba