Iba a apadrinarte y me has hermanado

Iba a apadrinarte y me has hermanado dr alegria etiopia gambo

Iba a apadrinarte y me has hermanado.
Yo, rico blanco iba a apadrinarte a ti, negro pobre.

Entonces me di cuenta que ni yo era rico, ni que tú eras pobre, que pobreza y riqueza en realidad no existen como tal, que no existe la Riqueza y la Pobreza. Hay pobreza y riqueza material, de espíritu, de bondad… pero no riqueza y pobreza como tal. Todos somos ricos en algo y pobres en otras cosas, pero eso no nos hace ni superiores ni inferiores, ni padrinos ni apadrinados, sino iguales, hermanos.

Uno puede tener dinero, el otro no… uno blanco y el otro negro… pero todos personas iguales en derechos. Por lo que acabemos con el apadrinamiento para dar lugar al hermanamiento, un vínculo horizontal, de tú a tú, de hermano a hermano, dónde el aprendizaje es mutuo, fluye horizontalmente de uno a otro.

Iba a apadrinarte y me has hermanado. Gracias, hermana.

29 comentarios en “Iba a apadrinarte y me has hermanado”

  1. Muy interesante el trabajo que realizas amigo, esa nueva forma de crear hermanamiento en las comunidades me parece importante ya que el negro, blanco iguales somos, igual vivimos igual respiramos, felicitaciones amigo.

  2. Pingback: Iba a apadrinarte y me has hermanado — Cooperación con Alegría | Medicina Tropical y Cooperación Internacional

  3. Pingback: Lo más leído en 2016 en nuestro blog Cooperación con Alegría | Cooperación con Alegría

  4. Pingback: Iba a apadrinarte y me has hermanado — Cooperación con Alegría | Alegria amb Gambo

  5. Pingback: Iba a apadrinarte y me has hermanado | Cooperación con Alegría

  6. ¡¡Total!! Qué bello, de «tú a tú, de hermano a hermano». Sí, todos somos iguales en derechos, sólo que con diferentes riquezas…

  7. Se necesita mucha humildad para conseguir llegar a entender que solo cuando se trata de tu a tu se crean los lazos mas sinceros.

Deja un comentario

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: