Sopa de piedra: La mejor comida para los días de estado de Alerta

Sopa de piedra: La mejor comida para los días de estado de Alerta

La esperanza necesaria que nos alimenta en estos días

 

En los días duros,

En los días de emergencia,

De pánico, de alerta,

 

Debemos apostar por la esperanza,

Debemos ser arquitectos y crearla.

 

Hoy comparto con vosotros esta bonita y emotiva historia muy apta para estos días, para niñas y niños y adultos:

Empieza un viaje a los sentimientos y sentidos. Feliz Viaje al alma.

En África, la sabia y ancestral tradición oral cuenta generación tras generación la siguiente historia que ha llegado hasta nuestros días:

 

“Érase una vez, una familia muy muy pobre que no tenía dinero para comprar comida ni terras para cultivarlas.

Un día, llegó una gran hambruna y todas las familias sufrían. Las niñas y niños lloraban y lloraban por no tener nada que llevarse a la boca, el estómago les ardía como fuego en llamas… Y sin esperanza de poder ingerir nada en todo el día iban cayendo enfermos uno tras otro y otro… de hambre y desesperanza.

-¿Todos?

.Todos no.

En una pequeña aldea, remota, de las más pobres, sorprendentemente vivía una familia con alegría y con gran fortaleza. En esta familia, por muy sorprendente que parezca, los niños estaban tranquilos, sin llorar, y con una sonrisa y resplandor en la mirada.

Nadie podía entender el motivo de tal desdicha precisamente en una de las familias más pobres de toda la aldea, así que se acercaron con intriga para descubrir el secreto de la felicidad.

– ¿Cuál es el secreto de vuestra felicidad? ¿Qué coméis para desprender entusiasmo, fortaleza, energía, optimismo? . le preguntaron a las niñas que corrían y bailaban.

-Porque tenemos esperanza.

-¿Esperanza? ¿Por qué no lloráis de hambre?

-Porque vamos a comer una sopa deliciosa.

-Si no tenéis comida en toda la región.

-Ven con nosotros. Mira esta olla gigante que está en el fuego. Dentro hay una sopa deliciosa.

En esta familia la madre ponía cada día una olla al fuego que los niños al verla sabían que antes o después comerían, y les alimentaba de vitalidad la esperanza de comer pronto.

Dentro de la olla había agua y una gran piedra, no había nada más, la madre no tenía dinero para comprar comida. Pero los niños creían que era comida lo que contenía y esto los mantenía con esperanza y fuerza.

La madre, mientras tanto no se estaba de brazos cruzados, sino que hacía todo lo que estaba en sus manos por conseguir algo de comida, por alimentar físicamente a sus hijos… Y sus hijos, mientras esperaban la comida física se mantenían vivos gracias al alimento de la esperanza.”

 

 

En estos días de confinamiento y estado de alerta, alimentémonos de la sopa de piedra, porque llegará un día en que podremos volver a salir a la calle y abrazarnos y besarnos sin ningún tipo de miedo.

Volverá a salir el Sol.

Todo saldrá bien.

Mientras tanto, mientras dure el estado de alerta, mientras dure el confinamiento, seamos capaces de alimentarnos de esperanza y hacer todo lo posible para que todo pase cuanto antes.

 

Seamos luz en la oscuridad,

Alegría en la tristeza,

Tranquilidad en la desesperación,

Risa en el llanto,

Fuerza en la debilidad

Paciencia en la desesperación

Todo saldrá bien.

 

 

Lo esencial es invisible a los ojos

#EmpatíaViral

#TodoIraBien

#Coronavirus

#COVID19

#EstadodeAlarma

 

 

Debemos volver a leer, volver a aprender

Comprender que lo esencial es invisible a los ojos

 

Si te ha gustado, si te ha resultado útil,

Comparte y difunde

Iñaki con Alegría