Categorías
#AfricaVisibleC19 Alegría Sin Fronteras Alegria amb Gambo Etiòpia Etiopía Gambo Gambo Rural Hospital Hospital General de Granollers Iñaki Iñaki Alegria programa materno-infantil Programa nutricional Proyectes de cooperació proyectos Proyectos de cooperación Sanidad Universal

Baa’yee Galatoma Gambo – Thank you very much Gambo

Baa’yee Galatoma Gambo – Thank you very much Gambo

I love all of you
I appreciate a lot your big effort day by day, all of you are doing and excellence work.
All of you are a #RealLivesHeroes
You are the best of Gambo Hospital, humanity and love
Gambo are all of us, we are Gambo and we will create the best Gambo together
Please follow and like us:
Categorías
Alegría Sin Fronteras Alegria amb Gambo Cooperación

Cooperar sin prejuicios ni perjuicios

La cooperación mal entendida puede perjudicar más que hacer bien.

Cooperar es bueno si se hace bien. Todos somos cooperantes. En un mundo global todos debemos cooperar.

Pero en cooperación no todo vale, debemos poner buena voluntad, amor, pero no es suficiente.

Es preciso hacerlo con

con igualdad

con respeto

con dignidad,

Sin

Sin paternalismos

Sin infantilislmos

Sin prejuicios

Cooperar NO es: postureo, influencers, youtubers, volunturismo, ayudar en lo que haga falta, unas vacaciones diferentes o ir a vivir una experiencia.

Cooperar SÍ es: trabajo, compromiso, respeto, colaboración, empatía y humildad.

Os copio el enlace al artículo que publiqué en El País Planeta Futuro

https://elpais.com/elpais/2019/07/09/planeta_futuro/1562678762_692307.html

No pretendo dar una lección a nadie, al contrario; la redacción de este artículo nace de mis propios errores y prejuicios, así que me gustaría compartirlo para que no cometáis los mismos que yo.  Hace más de siete años llegué a Etiopía por primera vez. Lo hice con un corazón dispuesto a ayudar y salvar el mundo, con una mente llena de desconocimiento, una mochila cargada de prejuicios y verdades a medias. Durante esos años viviendo en este país del cuerno de África, y con estancias también en Honduras, Senegal y Angola, he aprendido lo equivocado que estaba.

No es ir a tener una experiencia, es ir a trabajar. Y para ello, no todo vale. Lo mismo que exigimos en cualquier trabajo y voluntariado en España —formación, compromiso, valores, responsabilidad, ética, moral…— debemos exigirlo en los otros países. No por disponer de menos recursos debemos permitir que todo valga, debemos apostar por la misma excelencia que en cualquier otro lugar.

Y el libro que he escrito: El último cooperante

https://elpais.com/elpais/2019/04/08/planeta_futuro/1554741038_788429.html

La finalidad de la cooperación es desaparecer, cooperar para no ser necesario.

Este libro se desarrolla en Etiopía, más concretamente en la región rural de Gambo, al sur del país. En él intento explicar la evolución de mi pensamiento a lo largo de los más de cinco años viviendo en Etiopía. Llegué con una mentalidad de blanco salvador del mundo, con una mochila de estereotipos y prejuicios; y a través de la convivencia y un baño de humildad viví un proceso de transformación que culminó con el fin del paternalismo y la apuesta  por el final de la cooperación. Etiopía no tiene que imitar a nadie, ni tenemos que decidir qué es el desarrollo.

Lo más triste de África es nuestra ignorancia, pero sobre todo la falta de ganas de querer conocerla. Por eso, esta trata de ser una lectura para romper mitos y estereotipos sobre el continente y sobre el modelo de cooperación a través de la vivencia personal.

La cooperación como hoy la entendemos debe desaparecer por amor, entregar la vida como uno más, poner fin al colonialismo, paternalismo, cooperación vertical e iniciar una nueva etapa de colaboración horizontal.

No, no soy cooperante. Si fuese a Suiza seguiría siendo pediatra, ¿por qué si me voy a Etiopía debería ser cooperante?

Please follow and like us:
Categorías
Àfrica CoronaVersos Coronavirus Diario de Etiopía Etiòpia Etiopía Gambo La mirada etíop La mirada etíope

Dios es mi droga

Dios es mi droga

Un día duro lo aguantamos bien,

Dos también.

Incluso una semana,

O un mes.

Pero cuando hablamos de años…

Muchas me habéis preguntado.

¿Cómo puedo aguantar el ritmo frenético de trabajo y emergencias continua  el hospital de Gambo?

Llamadas de madrugada por una cesárea urgente, por un bebé que nace sin respirar y en el que cada segunda es una contrareloj contra la muerte

La respuesta es sencilla.

Con Fe en Dios

Dios es mi Droga.

Cuando crees que no puedes más, de manera milagrosa borta una energía que te permite seguir adelante un día más.

Me gusta llamarlo “entusiasmo”. Me encanta la palabra entusiasmo que podríamos traducir algo así como tener a Dios dentro.

Y es lo que me permite seguir adelante en estos momentos más duros,

Hoy puedo decir bien alto que aquí seguimos

En primera línea

Nací en 1985. Tenía más probabilidades de nacer en África que en Europa, pero nací en Europa. Solo Dios sabe por qué.

Tenía más probabilidades de nacer en Etiopía que en España, pero nací en España. Solo Dios sabe por qué.

Eso marcó la diferencia. Solo Dios sabe por qué.

Nací en Barcelona un 29 de marzo de 1985. Ese mismo día, en Etiopía nacía otro niño como yo, pero en medio de una gran hambruna en la región.

Nacía entre paredes de adobe. Sin asistencia sanitaria. La madre podía haber muerto en el parto. El niño probablemente moriría a los pocos días.

Nací en Barcelona, en un hospital y en una excelente familia. Eso marcó la diferencia. Solo Dios sabe por qué.

He tenido infancia, una alimentación equilibrada, amor en la familia, amigos y amigas, he ido a la escuela incluso a la universidad. Y sigo vivo.

Mientras yo jugaba sin preocupaciones, otros niños “jugaban” a sobrevivir buscando comida desesperadamente para no morir.

Mientras yo escupía la comida, otros niños no tenían nada que llevarse a la boca.

No hice nada para merecer nacer donde nací, por tener una gran infancia, por vivir… Solo Dios sabe por qué.

Nací dónde nací. Es una gran responsabilidad. Ahora toca asumir la responsabilidad. Ahora toca igualar.

Todos los niños y niñas merecen las mismas oportunidades independientemente del lugar donde nazcan, de nacer niño o niña, y de la religión que profesen.

Dónde naces te marca, pero lo importante es para qué naces. Cuál es tu misión en la vida… Solo Dios lo sabe.

Pienso que cuando buscamos el bien y el Amor del prójimo no nos podemos equivocar.

Nací. Podría haber nacido en cualquier lugar del mundo.

Nací en el mundo y para el mundo.

Nací en… Lo importante no es dónde nací, sino para quién nací.

El viaje que cambió mi vida

No sabes por qué pero hay lugares que te llegan al alma y llenan tu vida para siempre. Etiopía es ese lugar para mí. Era residente de pediatría en el hospital de Granollers, una ciudad a las afueras de Barcelona, cuando pisé por primera vez Gambo.

Aún no lo sabía, pero mi existencia iba a cambiar.

Todavía recuerdo el día que llegué a Gambo. Un escalofrío de alegría recorre mi cuerpo cada vez que lo pienso.

¿Cómo resumir la experiencia allí? En aquella ocasión escribí: “Es una experiencia increíble en todos los sentidos y en todos los aspectos de la vida: médica, personal, humana y espiritual. Sobrecogedor. Deslumbrante. Alumbrante. Impactante. Inolvidable. Vinculante. Excepcional. Aquí comparten cama la vida y la muerte”.

No podía dormir, cerraba los ojos y veía el sufrimiento de Ruziya, Abdulakim… «Una vez has puesto nombre propio a los niños y niñas que mueren de hambre no puedes permanecer indiferente», anoté en un trozo de papel una de las tantas noches en vela en las que no podía conciliar el sueño. Cerraba los ojos y pensaba en Mikaeli, Abdul… En cómo estarían.

Escribía en las noches de insomnio en una libreta a la luz de una pequeña vela. No teníamos luz en muchas ocasiones. Escribía para expresar mi angustia, para liberarme de ella. El papel era y es la voz de mi alma, mi compañero que nunca falla ni me abandona.

Estos escritos terapéuticos los publicaba en el blog que creé para la ocasión: Cooperación con Alegría (www.cooperacioambalegria.co). A día de hoy sigo escribiendo, lo sigo necesitando, no me puedo acostumbrar al sufrimiento ajeno. No quiero acostumbrarme. Superé el sufrimiento gracias a una excelente acogida en Gambo, al apoyo de la gente de allí, a su amistad. Les estoy agradecido de manera infinita. Sin ellos no hubiese sido posible.

Aún no lo sabía, pero Gambo y sus gentes iban a cambiar mi vida.

Esta es la historia.

Please follow and like us:
Categorías
Àfrica Coronavirus

Encuesta: ¿Qué te gustaría leer estos días en el blog?

Encuesta: ¿Qué te gustaría leer estos días en el blog?

  1. Historias de vida en el hospital de Gambo de Etiopía
  2. Información y cifras de los avances de los proyectos en Etiopía
  3. Cuentos y poemas
  4. El Coronavirus en Etiopía
  5. Otros: Especifica___________
Please follow and like us:
Categorías
Àfrica CoronaVersos Coronavirus Iñaki Iñaki Alegria

La responsabilidad de vivir

La responsabilidad de vivir

Lo cierto es que sobreviví. Sobreviví al nacimiento. No me ahogué al pasar por el estrecho canal del parto, a los escasos segundos rompí a llorar insuflando de aire mis pulmones y oxigenando todo mi cuerpo, latiendo y respirando con autonomía, llegando a la vida. Quiero recordar, es justo recordar a las niñas y niños que nacieron el mismo año que yo pero no tuvieron la misma suerte sino que murieron durante el parto o los primeros segundos de vida por asfixia, por falta de oxígeno, por nacer en casa, o en un centro sanitario con escasos recursos…,

¿adivinas cuántos?

Más de 5.000.000 niñas y niños murieron el año que yo nací sin poder vivir más allá de sus primeros segundos de vida. Todavía estoy impactado. ¿Cómo quieres que me quede indiferente ante esta cifra? ¿Ante estas niñas y niños que hoy serían como yo pero que no vivieron más que escasos segundos de vida?

Sin embargo, yo seguí respirando, y latiendo, y aprendiendo, a caminar, a hablar… Y cumplí un mes de vida, y un año…

Y según cuentan celebré mi quinto cumpleaños jugando, riendo, como lo debe hacer un niño que alcanza esta edad.

Hoy quiero volver a recordar a todas las personas que nacieron junto a mí y que deberían haber podido celebrarlo tan solo escasas lo consiguieron.

¿adivinas cuántas?

Más de 12.000.000 no han podido celebrar los cinco años de vida.

Pero esto no es todo,

Yo seguí latiendo, viviendo, jugando, comiendo.

Sin ser todavía consciente de lo afortunado que era de tener familia, padre, madre, hermana, recibir cada día el amor y cobijo. Poder comer casa día, caliente, en una casa calidad y llena de amor. Con salud.

Mientras, a mi alrededor, de todas las niñas y niños que nacieron junto a mí, cada día éramos menos.

Mis compañeros de viaje seguían cayendo y muriendo… y yo por mi parte, seguía sobreviviendo…

Sobreviví también a la gran hambruna que azotó en Etiopía cuando tenía escasos años de vida, que se llevó por delante la vida de padres y hermanos, amigos a los que luego conocí.

Murieron miles de vidas inocentes.

Sobreviví a enfermedades como la diarrea, la neumonía, que cada 39 segundos se lleva una vida por delante.

Sobreviví a las guerras, demasiadas,

Darfur, Sudán, Yemen, Siria…

Yemen, Afganistán Siria, Irak, Nigeria, Venezuela, Congo, Colombia, Sri Lanka, Somalia, Palestina, Armenia, Azerbaiyán, Liberia, Sierra Leona, Croacia, Bosnia, Ruanda, Etiopía, Kosovo,

Sáhara occidental, Argelia, Sierra Leona, Angola, Chad, República democrática del Congo, Ruanda, Somalia, Etiopía, Eritrea,

Pakistán, India,

son alguna de las muchas que siguen teniendo lugar en los países olvidados del continente olvidado.

Y podrás pensar que todo esto sucedió lejos, nada más lejos que le error de pensar que no nos atañe lo que pueda pasar en cada esquina y que mata a nuestros hermanos

Please follow and like us:
Categorías
Àfrica CoronaVersos Coronavirus Medicina Medicina Tropical

La responsabilidad de haber podido estudiar medicina y seguir con vida

La responsabilidad de haber podido estudiar medicina y seguir con vida

Hoy es mi cumpleaños

Motivo de Alegría, y de responsabilidad

Responsabilidad de no olvidar a quienes no han podido celebrarlo, la mayoría

Ni alcanzar tan solo los 5 años

Me pregunto por qué…

No lo sé,

Pero sé que es injusto

Y que si estoy aquí,

Si sigo todavía vivo,

Es para igualar el partido

Para que menos personas mueran cuando no deben morir

Morir cuando no debes morir

Es una gran injusticia social

Morir en el parto

Morir al nacer

Morir tu primer día de vida

Morir antes de tu primer cumpleaños

Es todo injusto

Si sigo todavía vivo,

Es para igualar el partido

Para que menos personas mueran cuando no deben morir

Una pandemia confina a la humanidad

A todos no

Esperemos que nos haga descubrir lo esencial

Sobretodo la justicia

Y hoy, no quiero hablar de mí

Quiero hablar y recordar a todos los que nos han dejada en el camino

Sin poder escribir su historia

Yo soy un privilegiado

De poder seguir escribiéndola

Y quiero seguir haciéndolo

Pero con responsabilidad

Para igualar

Para empatar el partida

Para que todas las personas la puedan escribir

Al menos para que a nadie se lo impida algo evitable como

Morir por hambre

O por enfermedades que tienen tratamiento

Ahora hablamos del coronavirus

Investigamos

A todo correr

Para hablar tratamiento

Y vacuna,

Pero para ¿quién?

¿qué nos hace pensar que el Coronavirus será diferente?

No esperemos al mañana para que todo cambie,

Porque el mañana nunca llega

Que todo cambie hoy mismo

Ahora

Que llegue la comida

Que lleguen las vacunas,

Tratemos

Hablemos de quienes más lo necesitan

Los nadie

Los invisibles,

Los olvidados,

Y que sea hoy

Porque mañana nunca llega

Porque puede ser demasiado tarde

Que sea hoy

Porque hoy escribo

Porque es hoy

Porque mañana nunca llega

Porque el mañana es la excusa

Como el coronavirus lo es

Para silenciarlos

¿Cuántos muertos necesitamos?

¿Cuántos niños tienen que seguir muriendo?

Ya basta

Podemos, si queremos

Yo quiero.

Y voy a hacer todo cuanto puedo

Ahora, mis aplausos, mis felicidades son para que ellos puedan algún día recibir sus merecidos aplausos, para que puedan ser felicitados

Porque cumplir años es una victoria contra la muerte, es también una injusticia.

No quiero ser héroe por ello

Es tan solo igualar

No he hecho nada para merecer donde estoy

Nada

He tenido privilegio, un injusto privilegio,

No hice nada para merecerlo

Ahora, lo de menos

Es poder dar a otros la oportunidad que yo tuve

La oportunidad de vivir

De escribir tu propia historia

Y la vida me llevó a Etiopía

Al hospital de Gambo,

Y he descubierto

Que vale la pena creer en ellas

En ellos,

Es darles la oportunidad d escribir su historia

La de todos

Unidos

Todos

EN un único planeta

Sin fronteras ni barreras

Nací donde nací

Eso marcó la diferencia

Y yo no sé por qué

Será para igualar

No quiero más muertes

Cuando regresemos, que no seamos los mismos

Cuando llegué a Gambo

las cifras me miraron a los ojos,

y mi corazón les prometió

no permanecer jamás indiferente

al sufrimiento ajeno.

Una vez abres los ojos,

no los puedes volver a cerrar

El hambre me quitó el apetito,

el dolor me despertó,

entonces,

Me hicieron ver

que se puede ser

luz en la oscuridad

Alegría en la tristeza

y coraje en la adversidad

Cuando regresas del desierto,

no puedes ver el agua del mismo modo,

cuando regresas de la hambruna,

no puedes ver la comida igual

Cuando al fin podamos volver a abrazarnos,

a mirarnos,

que no seamos los mismos

Please follow and like us:
Categorías
Alegria amb Gambo Àfrica Coronavirus Gambo Iñaki Iñaki Alegria

No hay mejor celebración que trabajar en sanidad y ponerte al servicio de la sociedad

No hay mejor celebración que trabajar en sanidad y ponerte al servicio de la sociedad

He estudiado medicina para ayudar cuando más se necesita.

En las emergencias es cuando se muestra la grandeza.

Toda emergencia es única, toda vida humana es única

Hoy es mi cumpleaños,

Y lo celebro de la mejor manera posible.

Lo celebro trabajando en el hospital, al servicio de la sociedad.

Al servicio de las personas que más lo necesitan.

Por esto he estudiado medicina.

Muchos ánimos.

¡Lo vamos a conseguir!

Please follow and like us:
Categorías
Alegría Sin Fronteras Alegria amb Gambo Àfrica Cooperación CoronaVersos Coronavirus Iñaki Iñaki Alegria Poema

Hoy es el momento de actuar, porque el mañana nunca llega para todos

Hoy es el momento de actuar, porque el mañana nunca llega para todos

Hoy es el momento de actuar, porque el mañana nunca llega para todos

Y te explicaré por qué lo pienso así.

Hoy cumplo años, no solo de supervivencia, sino de vida plena.

Y doy las gracias. Doy las gracias cada día.

Dar las gracias es necesario, y mucho, pero no es suficiente.

Y te explicaré por qué lo pienso así.

He estudiado medicina, pediatría, he estado tratando a niñas y niños con desnutrición aguda severa

Y te explicaré por qué.

He decidido dedicar mi vida a ellas

A que no sigan muriendo junto a mi ante mi mirada pasiva nadie más

Decidí estudiar medicina, luego pediatría y salud internacional.

Trabajando y luchando contra el hambre, contra la desnutrición, la lepra, tuberculosis.

Para conseguir que no mueran más madres en el parto, ni ningún niño asfixiado nada más nacer.

Ningún niño asesinado por el hambre.

Ni por enfermedades evitables y prevenibles como la diarrea o curables como la neumonía.

Puedes pensar que es un sueño, lo sé,

Pero ya he empezado a hacer este sueño realidad, es largo el camino, duro, pero nadie ha dicho nunca que sea fácil, pero es justo.

¿quieres soñar conmigo?

Este es mi objetivo en la vida,

He empezado en un poblado al sur de Etiopía, en Gambo. Poco a poco lo haremos posible.

Todas las personas deben tener la oportunidad de poder escribir su historia, y para ello, es necesario llegar vivo. Y no todos lo consiguen.

Estoy viviendo en un privilegio que no todos tienen, por ello, es una gran responsabilidad y no es mi deber ahora retornarla,

Dar la oportunidad para que todos puedan escribir su historia.

Empezaré desde el principio,

Me llaman superviviente,

Yo le llamo deber de responsabilidad.

Lo cierto es que sobreviví. Sobreviví al nacimiento. No me ahogué al pasar por el estrecho canal del parto, a los escasos segundos rompí a llorar insuflando de aire mis pulmones y oxigenando todo mi cuerpo, latiendo y respirando con autonomía, llegando a la vida. Quiero recordar, es justo recordar a las niñas y niños que nacieron el mismo año que yo pero no tuvieron la misma suerte sino que murieron durante el parto o los primeros segundos de vida por asfixia, por falta de oxígeno, por nacer en casa, o en un centro sanitario con escasos recursos…,

¿adivinas cuántos?

Más de 5.000.000 niñas y niños murieron el año que yo nací sin poder vivir más allá de sus primeros segundos de vida. Todavía estoy impactado. ¿Cómo quieres que me quede indiferente ante esta cifra? ¿Ante estas niñas y niños que hoy serían como yo pero que no vivieron más que escasos segundos de vida?

Sin embargo, yo seguí respirando, y latiendo, y aprendiendo, a caminar, a hablar… Y cumplí un mes de vida, y un año…

Y según cuentan celebré mi quinto cumpleaños jugando, riendo, como lo debe hacer un niño que alcanza esta edad.

Hoy quiero volver a recordar a todas las personas que nacieron junto a mí y que deberían haber podido celebrarlo tan solo escasas lo consiguieron.

¿adivinas cuántas?

Más de 12.000.000 no han podido celebrar los cinco años de vida.

Pero esto no es todo,

Yo seguí latiendo, viviendo, jugando, comiendo.

Sin ser todavía consciente de lo afortunado que era de tener familia, padre, madre, hermana, recibir cada día el amor y cobijo. Poder comer casa día, caliente, en una casa calidad y llena de amor. Con salud.

Mientras, a mi alrededor, de todas las niñas y niños que nacieron junto a mí, cada día éramos menos.

Mis compañeros de viaje seguían cayendo y muriendo… y yo por mi parte, seguía sobreviviendo…

Sobreviví también a la gran hambruna que azotó en Etiopía cuando tenía escasos años de vida, que se llevó por delante la vida de padres y hermanos, amigos a los que luego conocí.

Murieron miles de vidas inocentes.

Sobreviví a enfermedades como la diarrea, la neumonía, que cada 39 segundos se lleva una vida por delante.

Sobreviví a las guerras, demasiadas,

Darfur, Sudán, Yemen, Siria…

Yemen, Afganistán Siria, Irak, Nigeria, Venezuela, Congo, Colombia, Sri Lanka, Somalia, Palestina, Armenia, Azerbaiyán, Liberia, Sierra Leona, Croacia, Bosnia, Ruanda, Etiopía, Kosovo,

Sáhara occidental, Argelia, Sierra Leona, Angola, Chad, República democrática del Congo, Ruanda, Somalia, Etiopía, Eritrea,

Pakistán, India,

son alguna de las muchas que siguen teniendo lugar en los países olvidados del continente olvidado.

Y podrás pensar que todo esto sucedió lejos, nada más lejos que le error de pensar que no nos atañe lo que pueda pasar en cada esquina y que mata a nuestros hermanos

Please follow and like us:
Categorías
Àfrica EL último cooperante Iñaki Iñaki Alegria libro Libro Alegría con Gambo: la mirada etíope que alimentó mi vida

Estreno! El último cooperante ya disponible en formato ebook! #QuedateEnCasa #LibrosParaLaCuarentena

Estreno! El último cooperante ya disponible en formato ebook! #QuedateEnCasa #LibrosParaLaCuarentena

En tiempos de Coronavirus #QuedateEnCasa

#LecturasRecomendadas

EL ÚLTIMO COOPERANTE: Por un mundo de Igual a Igual

Iñaki Alegría, pediatra, fundador de la ONGD Alegría Sin Fronteras, director médico del hospital general rural de Gambo de Etiopía, presenta su nuevo libro:

EL ÚLTIMO COOPERANTE: Por un mundo de Igual a Igual

Ya puedes encontrarlo en este enlace:

https://www.amazon.es/s?k=i%C3%B1aki+alegria&i=digital-text&__mk_es_ES=%C3%85M%C3%85%C5%BD%C3%95%C3%91&ref=nb_sb_noss

Sobrecogedor, impactante, inolvidable, único, vinculante.

La vida de un pueblo en la Etiopía rural donde comparten cama la vida y la muerte, la Alegría y la tristeza.

Déjate deslumbrar por el resplandor de la mirada etíope.

Así es Gambo. Así es el libro.

Vive una experiencia increíble e inolvidable. Viaja a la vida en un cálido hogar de adobe y paja en el seno de una humilde familia afecta de lepra.

Enamórate de su vida y coraje, para admirarlas, respetarlas y entender una nueva manera de acercarse a la Etiopía más rural,

Una nueva mirada a Etiopía poniendo fin a la cooperación actual para crear una relación de igual a igual.

Siente la rabia y la impotencia de la muerte de niñas como Muliena, por enfermedades evitables.

Contágiate de la fuerza y valentía de la comunidad de Gambo que lucha día tras día para revertir la situación.

Déjate deslumbrar por la luz de la esperanza.

Descubre la fuerza que se esconde detrás de las jóvenes miradas.

Nacer en Etiopía es un reto; sobrevivir a las primeras 24 horas, un desafío.

Descubre Gambo, un lugar único en el mundo.

Descubre algo mejor que salvar vidas: Enseñar a salvarlas

Sentirás… Descubrirás… Reflexionarás…

Sentirás…

Rabia, impotencia, alegría, tristeza, felicidad, admiración, respeto, esperanza

Descubrirás…

qué me llevó a vivir en Etiopía, a amar y admirar la población etíope, a trabajar con ellos y entre ellos

cómo es el día a día en la comunidad de Gambo

cómo es un día en el hospital de Gambo

los retos que hemos afrontado

los desafíos que nos esperan

el origen de la ONGD Alegría Sin Fronteras

Vivirás…

Los momentos críticos en los que el hospital de Gambo estuvo a punto de cerrar sus puertas para siempre,

El momento crucial de tomar la decisión de asumir la dirección médica en la situación de urgencia del hospital para evitar el cierre,

El día a día de emergencia continua en Gambo,

El plan de futuro para garantizar la sostenibilidad de Gambo.

Por qué Gambo es un lugar único en el mundo

Reflexionarás…

Por qué la población etíope es única y especial

Por qué es necesaria una nueva mirada a Etiopía

Una historia desconocida e ignorada

Por qué hay que cambiar la cooperación

Quienes son los auténticos héroes

Dar la vida es la única manera de encontrarla

Lo más triste de África es nuestra ignorancia, pero sobretodo la falta de ganas de querer conocerla

Hablan sobre el libro:

“Gambo es una posibilidad. Recuerdo las noches en vela en este pequeño hospital de Etiopía y tener la sensación de que siempre había una opción. La última, a veces. De que el recién nacido en estado crítico o la madre que había perdido demasiada sangre durante el parto podían salir adelante porque había médicos y enfermeros que trabajaban sin descanso. Y que creían. Faltan medios y manos aún, pero a pesar de ello en Gambo se salvan vidas cada día. Por eso ese hospital rural etíope es una maravillosa posibilidad. Ojalá lo sea siempre.”

Xavier Aldekoa

“Iñaki transmite en este libro su amor incondicional por Etiopía, la tierra donde es uno más. También su anhelo y esperanza de un mundo mejor para todas las personas apostando en especial por la mujeres de Etiopía como protagonistas”

Mamen Páez

«Más que un libro…

  • una obra emotiva a la vez que provocadora, que no te dejará indiferente  y te hará reflexionar y  tomar conciencia de una realidad que no podemos ignorar.
  • una invitación a no perder la esperanza y no rendirnos ante aquello en lo que creemos y amamos.
  • un canto a la vida escrito por Iñaki, testimonio de humanidad, solidaridad, vocación, profesionalidad, valentía y entrega.
  • una mirada desde Etiopía a la cooperación, derrumbando fronteras, paternalismos y tópicos y creando una nueva relación de igual a igual.

Antoni Argent

“Iñaki es un Dios, un héroe para nosotras como etíopes. Desde la humildad, se ha adaptado a un nuevo país al que admira y ama,  dónde se ha convertido en uno más, siendo respetado y adorado por todo el pueblo de Gambo.

Iñaki, nos acerca a Etiopía rompiendo mitos y estereotipos, mostrando el gran potencial y riqueza y empoderando a la población, en especial a las mujeres, apostando por ellas y convirtiéndolas en las heroínas protagonistas. Iñaki es para mí un ejemplo a seguir.

Como etíope recomiendo este libro para conocer nuestro país con una nueva mirada libre de prejuicios.”

Rahel Alene

Para más información:

https://www.teaming.net/inakialegria-coll

Twitter: @InyakiAlegria

Durante estos días de confinamiento, leer nos alimenta el alma y nos permite viajar a otros lugares.

Podéis encontrar mis dos libros en formar ebook a través del siguiente enlace:

Please follow and like us:
Categorías
Alegría Sin Fronteras Alegria amb Gambo Àfrica Etiòpia Etiopía

La historia con ojos de leona

La historia con ojos de leona

“Hasta que los leones no tengan sus propios historiadores, la historia siempre glorificará a los cazadores”

Proverbio africano

Apoyo a los leones que reclaman la historia desde su punto de vista, tan cierta, como la de los cazadores. Es justo conocerla, estudiarla. Poner fin a la historia única, fin a la historia del depredador.

Cree  el depredador la victoria solo existe si mata al león por  avaricia, codicia, placer.

Y añadiría más:

“Hasta que las leonas no tengan sus propias historiadoras, la historia siempre glorificará a los cazadores”

La leona nos puede enseñar que existe otra historia,  de cooperación entre comunidades, y vida con otros valores.

Tan solo se trata de tener la humildad de ser capaz de escuchar otra historia sin ignorarla

Please follow and like us: