Categorías
#AfricaVisibleC19 Alegría Sin Fronteras Alegria amb Gambo Cooperación Coronavirus Ethiopia Gambo Hambre

No tengo miedo a morir mañana de Coronavirus, de hambre ya estoy empezando a morir hoy mismo

“No tengo miedo a morir mañana de Coronavirus, de hambre ya estoy empezando a morir hoy mismo”.

Tengo más miedo a morir de hambre que morir por Coronavirus.

“Tengo más miedo a morir de hambre que de Coronavirus” clama al cielo Messi.

Messeret, Messi, como la llamamos de manera cariñosa.

Messi, levanta la mirada más allá de nuestros ojos hasta alcanzar el zénit, lo más alto del cielo, donde dirige una mirada perdida que espera ser encontrada, una mirada que se ha cansado de mirar a los ojos de unas personas que responden bajando la mirada para no ver no lo que no quieren ver. Ciertamente, no es sencillo.

Messi, mirada perdida en el cielo, elevando los brazos, extendiendo las palmas de las manos, acercándose lo más posible para poder acariciar el cielo y poder encontrar el consuelo que no ha conseguido encontrar en la tierra ante las miradas hostiles o indiferentes.

“Tengo más miedo a morir de hambre que de Coronavirus” clama al cielo Messi.

“No tengo miedo a morir mañana de Coronavirus, de hambre ya estoy empezando a morir hoy mismo”. Tengo familiares que no tienen lo suficiente para comer. Yo misma empiezo a notar ese ardor en el estómago, ese inconfundible sentimiento de hambre que si nunca has conocido no puedes llegar a saber lo que es.

Ese dolor que calma con una migaja de pan. Es la inconfundible marca del hambre.

Por supuesto que tengo miedo al Coronavirus. Pero tengo que seguir levantándome cada día para trabajar para conseguir algo de dinero para el pan de mi familia.

El miedo a la posibilidad de morir de Coronavirus me puede llevar a la certeza de la muerte segura por hambre. Y eso no puede ser.

Rezo, inspiro profundamente y madrugo más que el sol para ganar horas al trabajo, segundos a la muerte.

Please follow and like us:
Categorías
Àfrica Etiopía

Receta Injera, el pan de Etiopía

Receta Injera, el pan de Etiopía

El “pan” etíope a base de teff, un cereal que solo crece en los altiplanos de Etiopía, sin gluten, con más proteínas y nutrientes que el trigo

Aprende a cocinar la injera etíope

Ingredientes: teff y agua

  • 250 gramos de harina de trigo o de teff
  • 400 mililitros de agua

Pasos y Elaboración:

  • Mezcla en un bol o recipiente la harina con el agua y deja reposar la masa cubierta por un trapo limpio y seco.
  • Deja la mezcla fermentar entre 1 y 3 días, hasta que veas burbujas en la masa.
  • Agrega más agua hasta conseguir una textura líquida con consistencia para hacer tortitas y ponle un poco de sal si lo deseas. Calienta una sartén poniendo un poco de aceite en el fondo para que no se pegue y una vez esté caliente echa masa suficiente para hacer una tortita gruesa.

Nota: La injera solo se cocina por un lado así que ponle una tapa y ve vigilando hasta que veas que se forman pequeños agujeros en el pan y está cocinada la masa.

Aprende a cocinar injera

#Recetas

#cocinaEtíope

#injera

Injera, ənǧära እንጀራ [ɨndʒəra]; es un pan plano levantado de masa madre con una textura ligeramente esponjosa, originario de Eritrea y Etiopía.

Tradicionalmente hecho de harina de teff, es el plato nacional de Etiopía y Eritrea. Es fundamental para el proceso de comidas en esas culturas, ya que el pan es el componente más fundamental de cualquier comida etíope o eritrea.

La injera generalmente está hecha de pequeñas semillas de teff ricas en hierro, que se muelen en harina. Es relativamente costoso para el hogar promedio. Como muchos agricultores en las tierras altas de Etiopía cultivan sus propios granos de subsistencia, a veces se usa harina de trigo, cebada, maíz o arroz para reemplazar parte o la totalidad del contenido de teff. Las semillas de teff se clasifican según el color, se usan para hacer diferentes tipos de injera: nech (blanco), key o quey (rojo) y sergegna (mixto).

La harina de teff no contiene gluten.

Para hacer injera, la harina de teff se mezcla con agua. El proceso de fermentación se desencadena al agregar ersho, un líquido amarillo claro que se acumula en la superficie de la masa de harina de teff fermentada y se recolecta de fermentaciones previas. Ersho contiene especies de Bacillus (aeróbicas) y varias levaduras (en orden de abundancia): Candida milleri, Rhodotorula mucilaginosa, Kluyveromyces marxianus, Pichia naganishii y Debaromyces hansenii.  Luego se deja fermentar la mezcla durante un promedio de dos a tres días, dándole un sabor ligeramente ácido. La injera se hornea en panqueques grandes y planos. La viscosidad de la masa permite que se vierta sobre la superficie de cocción, en lugar de extenderse, lo cual es inusual para una levadura o pan de masa fermentada.

En términos de forma, la injera se compara con la crepe francesa y la dosa india como un pan plano cocinado en círculo y utilizado como base para otros alimentos. En sabor y textura, es más similar a la indumentaria del sur de la India. La superficie inferior de la injera, que toca la superficie de calentamiento, tiene una textura relativamente suave, mientras que la parte superior es porosa. Esta textura porosa hace que la injera sea buena para recoger salsas y platos.

Tradicionalmente, la injera se elabora con solo dos ingredientes: Eragrostis tef, también conocido como teff, un grano antiguo de las tierras altas de Etiopía,  y agua. Hay poco escrito o conocido sobre el origen de teff  y, aunque no hay consenso académico, algunos creen que la producción de teff se remonta hasta el año 4000 a. C.  Cuando el teff no está disponible, generalmente debido a su ubicación o limitaciones financieras, la injera se elabora mediante la fermentación de una variedad de granos diferentes, como cebada, mijo y sorgo.  Sin embargo, el teff es el grano preferido para hacer injera, principalmente debido a sus atributos sensoriales (color, olor, sabor).

How to make Ethiopian injera

Injera, ənǧära እንጀራ [ɨndʒəra]; is a sourdough-risen flatbread with a slightly spongy texture, originating from the Eritrea and Ethiopia. Traditionally made out of teff flour, it is the national dish of Ethiopia and Eritrea. It is central to the dining process in those cultures as bread is the most fundamental component of any Ethiopian or Eritrean meal.[

Preparation

Injera is usually made from tiny, iron-rich teff seeds, which are ground into flour. Teff production is limited to certain middle elevations with adequate rainfall, and, as it is a low-yield crop, it is relatively expensive for the average household. As many farmers in the Ethiopian highlands grow their own subsistence grains, wheat, barley, corn, or rice flour are sometimes used to replace some or all of the teff content. Teff seeds are graded according to color, used to make different kinds of injera: nech (white), key or quey (red), and sergegna (mixed). Teff flour is gluten-free.

Batter is poured rapidly in a spiral from the outside inwards. Debre Markos, Ethiopia.

To make injera, teff flour is mixed with water. The fermentation process is triggered by adding ersho, a clear, yellow liquid that accumulates on the surface of fermenting teff flour batter and is collected from previous fermentations. Ersho contains (aerobic) Bacillus species and several yeasts (in order of abundance): Candida milleri, Rhodotorula mucilaginosa, Kluyveromyces marxianus, Pichia naganishii and Debaromyces hansenii.[8] [7] The mixture is then allowed to ferment for an average of two to three days, giving it a mildly sour taste. The injera is baked into large, flat pancakes. The dough’s viscosity allows it to be poured onto the baking surface, rather than rolled out, which is unusual for a yeast or sourdough bread.

In terms of shape, injera compares to the French crêpe and the Indian dosa as a flatbread cooked in a circle and used as a base for other foods. In taste and texture, it is more similar to the South Indian appam. The bottom surface of the injera, which touches the heating surface, has a relatively smooth texture, while the top is porous. This porous texture makes injera good for scooping up sauces and dishes.

Ingredients

Traditionally, injera is made with just two ingredients – Eragrostis tef, also known as teff, an ancient grain from the highlands of Ethiopia, and water. There is little written or known about teff’s origin[10] and while there is no scholarly consensus, some believe that the production of teff dates back as far as 4000 BC. When teff is not available, usually because of location or financial limitations, injera is made by fermenting a variety of different grains, including barley, millet, and sorghum. Teff is, however, the preferred grain for making injera, primarily because of its sensory attributes (color, smell, taste).

A variant of injera known as canjeelo is prepared from a dough of plain flour, self-raising flour, warm water, yeast, and salt. The mixture is beaten by hand until soft and creamy.Sorghum is the preferred flour for making canjeelo. There is a sweet-tasting version, and malawah, a variety made with eggs

Cooking method

The cooking method for injera has changed little since its origin. Traditionally, the flour is mixed with water and fermented for a short period of time. It is baked by pouring the mixture onto a giant circular griddle, known as a mitad.

Injera being cooked on a griddle.

Baking surface

Baking is done on a circular griddle – either a large black clay plate over a fire or a specialized electric stove. The griddle is known as a mitad (ምጣድ) (in Amharic) or mogogo (ሞጎጎ) (in Tigrinya). Mitads have been found at archaeological sites dating back as far as 600 AD. Nowadays, mitads are no longer always made out of clay, but can also be electric.

Please follow and like us:
Categorías
#AfricaVisibleC19 Àfrica Etiòpia Etiopía Hambre

Cómo alcanzar el objetivo Hambre Cero de la Agenda 2030

#ObjetivosDeDesarrolloSostenible
#ODS
#Agenda2030
Objetivo 2: Hambre Cero
#HambreCero
Cómo alcanzarlo
Please follow and like us:
Categorías
Àfrica Coronavirus Etiòpia Etiopía Hambre La mirada etíope

El Coronavirus se come el hambre

El Coronavirus se come el hambre

La pandemia por Coronavirus avanza sin parar, y lo hace dejando muertes a su paso, muertes ante las que no podemos permanecer indiferentes.

Pero No todo es Coronavirus.

El Coronavirus COVID19 se expande por África.

Saltan las alarmas, el Coronavirus se expande país a país y ya son 52 países del continente que han reportado casos.

Preocupa la contención y la respuesta a las siguientes cuestiones:

¿Cómo lavarse las manos en poblaciones que no tienen acceso a agua potable?

¿Cómo confinar personas en sus casas que necesitan el salario del día para comer?

¿O como cerrar mercados que dejarían sin comer a compradores y vendedores?

Se plantea la encrucijada de:

¿Morir por Coronavirus o Morir por hambre?

O actuar, ahora que todavía estamos a tiempo

#YoActúo

#COVID19

#Coronavirus

Please follow and like us:
Categorías
Àfrica Etiòpia Etiopía Fam Gambo Hambre Iñaki Iñaki Alegria

Hambre multiplicado por sed, ¿cuál es la respuesta?

“Hambre multiplicado por sed, ¿cuál es la respuesta?

Cogí lápiz y papel imaginarios y calculé esto:

Hambre x sed = Hambruna

Hambruna entre las masas = Riqueza para un hombre de artimañas

El hambre multiplicada por la sed trae la hambruna a las masas, y la hambruna de las masas es fuente de riqueza para un estafador. Las pérdidas de las masas son ganancias para unos pocos.

Son las lúcidas reflexiones de Ngũgĩ Wa Thiong’o en su libro «El diablo en la cruz».

Una lectura que os recomiendo para estos días!

¡Seguimos!

Nos hemos propuesto un nuevo reto!

Ayúdanos a conseguirlo!

Migranodearena: https://www.migranodearena.org/reto/20355/hambre-cero-en-etiopia-alimentando-las-ninas-de-hoy-que-acabaran-con-el-hambre-en-etiopia-manana

Teaming: https://www.teaming.net/alegria

Creemos en las niñas etíopes de hoy, las heroínas que acabarán con el hambre en Etiopía.

Etiopía, no todo es hambruna y sequía, pero por desgracia sigue habiendo.

Y quienes pueden acabar con la hambruna son ellas y ellos, las niñas y niños de hoy. Para ello es imprescindible una obviedad: que no mueran de hambre o de enfermedades evitables, que la madre no muera en el parto, que las niñas y niños puedan acceder a una educación de calidad. Para todo ello es importante una buena alimentación.

Es por lo que apostamos. Creemos en las niñas etíopes de hoy, las heroínas que acabarán con el hambre en Etiopía.

Para ellos estamos desarrollando en la región rural de Gambo, al sur de Etiopía, los siguientes programas:

  • Programa Nutricional basado en la comunidad: para mejorar el seguimiento nutricional
  • Unidad Terapéutica Nutricional en el Hospital de Gambo: para tratar según los protocolos de UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS) las niñas y niños con desnutrición aguda severa complicada.
  • Programa de seguimiento ambulatorio en la comunidad: para realizar el seguimiento ambulatorio periódico de las niñas y niños con desnutrición aguda severa tras el alta de la unidad nutricional

Para que niñas y niños como Efrata no los volvamos a ver.

Efrata: Sorbos de vida

4 años y 7 kilos. Perímetro braquial de 10 cm.

Estas son sus cifras antropométricas a su llegada al hospital de Gambo. Número de desnutrición aguda severa.

Ingresa en la unidad terapéutica nutricional del hospital. Su madre, Magartu, la cuida y alimenta con la leche especial que le proporcionan las enfermeras de la unidad.

Nuestro equipo sanitario al completo se vuelva con Efrata, igual que con el resto de niñas y niños ingresado en la unidad.

Un equipo formado por enfermeras, auxiliares de enfermería, médicos, personal de limpieza… un trabajo en equipo, un rompecabezas humano que va obrando el milagro.

Los primeros días de ingreso, Efrata discurre entre la vida y la muerte. Es vital el seguimiento intensivo por parte del personal sanitario, el tratamiento y el alimento nutricional que permiten que de manera gradual y progresiva Efrata se vaya recupenado.

Después de 4 semanas de ingreso, la niña que llegó en brazos de su madre sin fuerzas para poder caminar; ahora es la misma niña que nos sonríe, que camina, que juega y sostiene con fuerzas el vaso.

Efrata ha sobrevivido, pero no queremos que Efrata siga sobreviviendo, ahora Efrata tiene que empezar a vivir: a mejorar la alimentación, ir a la escuela y hacer realidad su sueño, que no es otro que estudiar medicina para mejorar la salud de su pueblo.

Etiopía está llena de Efratas, cada día llegan a Gambo cientos de niñas como Efrata, esto es por ellas.

Please follow and like us:
Categorías
Àfrica Ethiopia Etiòpia Etiopía Explotada Fam Hambre

FAO: El hambre en el mundo lleva tres años sin disminuir

El último informe de la ONU advierte que más de 820 millones de personas continúan padeciendo hambre en el mundo

Hambre cero en Etiopía: Alimentando las niñas de hoy que acabarán con el hambre en Etiopía mañana

https://www.migranodearena.org/reto/20355/hambre-cero-en-etiopia-alimentando-las-ninas-de-hoy-que-acabaran-con-el-hambre-en-etiopia-manana

Se calcula que unos 820 millones de personas carecían de alimentos suficientes para comer en 2018 -frente a 811 millones el año anterior-, el tercer año consecutivo en que esta cifra aumenta. Este dato pone de relieve el inmenso desafío que supone alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible del Hambre Cero (ODS 2) para 2030, según advierte hoy una nueva edición del informe anual El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo.

El ritmo del progreso para reducir a la mitad el número de niños con retraso en el crecimiento y el de bebés nacidos con bajo peso al nacer es demasiado lento, lo que también hace que los objetivos de nutrición del ODS 2 estén más lejos de alcanzarse, según el estudio.

Al mismo tiempo y además de estos retos, el sobrepeso y la obesidad siguen aumentando en todas las regiones, en especial entre los niños en edad escolar y los adultos.

Las probabilidades de padecer inseguridad alimentaria son mayores para las mujeres que para los hombres en todos los continentes, con la mayor diferencia en América Latina.

“Nuestras medidas para abordar estas tendencias preocupantes tendrán que ser más enérgicas, no sólo en su escala, sino también en términos de colaboración multisectorial”, piden los responsables de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su prólogo conjunto al informe.

El hambre está aumentando en muchos países en los que el crecimiento económico está estancado, en particular en los países de ingresos medianos y en los que dependen en gran medida del comercio internacional de productos básicos. El informe anual de las Naciones Unidas denuncia igualmente que la desigualdad de ingresos está creciendo en muchos de los países donde aumenta el hambre, lo que hace aún más difícil para las personas pobres, vulnerables o marginadas hacer frente a la desaceleración y la recesión económica.

“Debemos fomentar una transformación estructural inclusiva y favorable a los pobres, centrada en las personas y en las comunidades, para reducir la vulnerabilidad económica y encaminarnos hacia la erradicación del hambre, la inseguridad alimentaria y todas las formas de malnutrición”, aseguran los dirigentes de las Naciones Unidas.

Los avances son lentos en África y Asia

África presenta la situación más alarmante, ya que la región tiene las tasas de hambre más altas del mundo, que siguen aumentando lenta pero constantemente en casi todas las subregiones. En África oriental en particular, cerca de un tercio de la población (un 30,8 por ciento) está subalimentada. Además de los fenómenos climáticos y los conflictos, la ralentización y la crisis económica están impulsando este aumento. Desde 2011, casi la mitad de los países en los que el hambre aumentó debido a la desaceleración o estancamiento de la economía, se encuentran en África.

El mayor número de personas subalimentadas (más de 500 millones) vive en Asia, sobre todo en los países del sur del continente. Juntos, África y Asia soportan la mayor parte de todas las formas de malnutrición, ya que cuentan con más de nueve de cada diez niños con retraso en el crecimiento y más de nueve de cada diez niños con emaciación en todo el mundo. En Asia meridional y en el África subsahariana, uno de cada tres niños padece de retraso en el crecimiento.

Además de los problemas de retraso en el crecimiento y emaciación, en Asia y África viven casi las tres cuartas partes de todos los niños con sobrepeso del mundo, impulsado en gran medida por el consumo de dietas poco saludables.

Más allá del hambre

El informe de este año introduce un nuevo indicador para medir la inseguridad alimentaria en diferentes niveles de gravedad y supervisar los avances hacia el ODS 2: la prevalencia de la inseguridad alimentaria moderada o grave. Este indicador se basa en datos obtenidos directamente de las personas en encuestas sobre su acceso a los alimentos en los últimos doce meses, utilizando la Escala de Experiencia de Inseguridad Alimentaria (FIES, por sus siglas en inglés). Las personas que experimentan una inseguridad alimentaria moderada se enfrentan a la incertidumbre sobre su capacidad para obtener alimentos y han tenido que reducir la calidad y/o cantidad de alimentos que consumen para sobrevivir.

El informe estima que más de 2 000 millones de personas, la mayoría en países de ingresos bajos y medianos, no tienen acceso regular a alimentos inocuos, nutritivos y suficientes. Pero el acceso irregular es también un desafío para los países de ingresos altos, incluyendo el 8 por ciento de la población de América del Norte y Europa.

Esto exige una profunda transformación de los sistemas alimentarios para proporcionar dietas saludables producidas de manera sostenible a una población mundial en crecimiento.

Cifras y datos clave:

•     Número de personas hambrientas en el mundo en 2018: 821,6 millones (1 de cada 9 personas)
• en Asia: 513,9 millones
• en África: 256,1 millones
• en América Latina y el Caribe: 42,5 millones

•     Número de personas con inseguridad alimentaria moderada o grave: 2 000 millones (26,4%)

•     Bebés con bajo peso al nacer: 20,5 millones (uno de cada siete)

•     Niños menores de 5 años afectados por el retraso en el crecimiento (baja estatura para la edad): 148,9 millones (21,9%)

•     Niños menores de 5 años afectados por emaciación (bajo peso para la estatura): 49,5 millones (7,3%)

•     Niños menores de 5 años con sobrepeso (peso elevado para la estatura): 40 millones (5,9%)

•     Niños y adolescentes en edad escolar con sobrepeso: 338 millones

•     Adultos obesos: 672 millones (13% o 1 de cada 8 adultos)

Fuente:

http://www.fao.org/news/story/es/item/1201670/icode/

Please follow and like us:
Categorías
Amor Àfrica

Hambre cero en Etiopía: Alimentando las niñas de hoy que acabarán con el hambre en Etiopía mañana

Nos hemos propuesto un nuevo reto!

Ayúdanos a conseguirlo!

Migranodearena: https://www.migranodearena.org/reto/20355/hambre-cero-en-etiopia-alimentando-las-ninas-de-hoy-que-acabaran-con-el-hambre-en-etiopia-manana

Teaming: https://www.teaming.net/alegria

Creemos en las niñas etíopes de hoy, las heroínas que acabarán con el hambre en Etiopía.

Etiopía, no todo es hambruna y sequía, pero por desgracia sigue habiendo.

Y quienes pueden acabar con la hambruna son ellas y ellos, las niñas y niños de hoy. Para ello es imprescindible una obviedad: que no mueran de hambre o de enfermedades evitables, que la madre no muera en el parto, que las niñas y niños puedan acceder a una educación de calidad. Para todo ello es importante una buena alimentación.

Es por lo que apostamos. Creemos en las niñas etíopes de hoy, las heroínas que acabarán con el hambre en Etiopía.

Para ellos estamos desarrollando en la región rural de Gambo, al sur de Etiopía, los siguientes programas:

  • Programa Nutricional basado en la comunidad: para mejorar el seguimiento nutricional
  • Unidad Terapéutica Nutricional en el Hospital de Gambo: para tratar según los protocolos de UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS) las niñas y niños con desnutrición aguda severa complicada.
  • Programa de seguimiento ambulatorio en la comunidad: para realizar el seguimiento ambulatorio periódico de las niñas y niños con desnutrición aguda severa tras el alta de la unidad nutricional

Para que niñas y niños como Efrata no los volvamos a ver.

Efrata: Sorbos de vida

4 años y 7 kilos. Perímetro braquial de 10 cm.

Estas son sus cifras antropométricas a su llegada al hospital de Gambo. Número de desnutrición aguda severa.

Ingresa en la unidad terapéutica nutricional del hospital. Su madre, Magartu, la cuida y alimenta con la leche especial que le proporcionan las enfermeras de la unidad.

Nuestro equipo sanitario al completo se vuelva con Efrata, igual que con el resto de niñas y niños ingresado en la unidad.

Un equipo formado por enfermeras, auxiliares de enfermería, médicos, personal de limpieza… un trabajo en equipo, un rompecabezas humano que va obrando el milagro.

Los primeros días de ingreso, Efrata discurre entre la vida y la muerte. Es vital el seguimiento intensivo por parte del personal sanitario, el tratamiento y el alimento nutricional que permiten que de manera gradual y progresiva Efrata se vaya recupenado.

Después de 4 semanas de ingreso, la niña que llegó en brazos de su madre sin fuerzas para poder caminar; ahora es la misma niña que nos sonríe, que camina, que juega y sostiene con fuerzas el vaso.

Efrata ha sobrevivido, pero no queremos que Efrata siga sobreviviendo, ahora Efrata tiene que empezar a vivir: a mejorar la alimentación, ir a la escuela y hacer realidad su sueño, que no es otro que estudiar medicina para mejorar la salud de su pueblo.

Etiopía está llena de Efratas, cada día llegan a Gambo cientos de niñas como Efrata, esto es por ellas.

Please follow and like us:
Categorías
Àfrica Etiòpia Etiopía Fam Gambo Iñaki Iñaki Alegria

El día que ganó la vida

Muy buenos días

El día que ganó la vida

Hace una semana os hablaba de Efrata, que había llegado gravemente enferma hace más de dos semanas pero se estaba recuperando, hoy os vuelvo a hablar de ella, para transmitiros la Alegría y la esperanza que tenemos y compartirla con todas vosotras y vosotros, porque es la Alegría de todos.

https://www.migranodearena.org/reto/20355/hambre-cero-en-etiopia-alimentando-las-ninas-de-hoy-que-acabaran-con-el-hambre-en-etiopia-manana

Pienso que no hay nada mejor que una imagen, en este caso, la de ella, sonriente, fuerte, sosteniéndose en pie, sonriendo, con una mirad alegre radiante y alzando el brazo en señal de victoria, de victoria de la vida frenta a la muerte, dejando escapar ese hilillo de leche recién tomada entre sus labios!

Enhorabuena Efrata!

Enhorabuena Gambo!!

Seguimos!!

Please follow and like us:
Categorías
Alegría Sin Fronteras Alegria amb Gambo Àfrica Etiòpia Etiopía Explotada Fam Gambo Hambre Huérfanos Iñaki Iñaki Alegria Infancia Injusticia Invisible

El médico que se arrodillaba para limpiar los colchones

El médico que se arrodillaba para limpiar los colchones

Debemos arrodillarnos, que no es lo mismo que ser arrodillado.

Ahora me llaman el médico que limpiaba los colchones, que cargaba el peso de los cilindros de oxígeno, que corría por el hospital de un lado a otro, de día y de noche…

Y a partir de entonces… empezaron a hacer lo mismo: a limpiar los colchones sin protestar, a cargar el peso de los cilindros de oxígenos sin quejas… porque si el director médico del hospital lo hacía ellos también podían hacerlo.

Somos ejemplo: De rodillas con humildad y dignidad

Please follow and like us:
Categorías
Alegría Sin Fronteras Alegria amb Gambo Ethiopia Etiopía Fam Iñaki Iñaki Alegria

Sentirás… Descubrirás… Reflexionarás…

Lo podéis comprar a través del siguiente enlace

https://bit.ly/2D1rIGW

Sentirás…

Rabia, impotencia, alegría, tristeza, felicidad, admiración, respeto, esperanza

Descubrirás…

qué me llevó a vivir en Etiopía, a amar y admirar la población etíope, a trabajar con ellos y entre ellos

cómo es el día a día en la comunidad de Gambo

cómo es un día en el hospital de Gambo

los retos que hemos afrontado

los desafíos que nos esperan

el origen de la ONGD Alegría Sin Fronteras

Vivirás…

Los momentos críticos en los que el hospital de Gambo estuvo a punto de cerrar sus puertas para siempre,

El momento crucial de tomar la decisión de asumir la dirección médica en la situación de urgencia del hospital para evitar el cierre,

El día a día de emergencia continúa en Gambo,

El plan de futuro para garantizar la sostenibilidad de Gambo.

Por qué Gambo es un lugar único en el mundo

Reflexionarás…

Por qué la población etíope es única y especial

Por qué es necesaria una nueva mirada a Etiopía

Una historia desconocida e ignorada

Por qué hay que cambiar la cooperación

Quienes son los auténticos héroes

Dar la vida es la única manera de encontrarla

Lo más triste de África es nuestra ignorancia, pero sobretodo la falta de ganas de querer conocerla

No te pierdas el nuevo libro que publicaremos en breve:

EL ÚLTIMO COOPERANTE: Por un mundo de igual a igual

Os informaremos en breve de las últimas novedades

Please follow and like us: