La vacuna de los ricos: Vacunas Para Todos Ya

La vacuna de los ricos: Vacunas Para Todos Ya

 

 

¿Veis mi brazo? ¿Veis la jeringa? ¿Veis la vacuna? Yo tampoco, ni nadie aquí en Etiopía ni en muchos países de África.

VacunasParaAfricaYa

VaccinesWorkAlsoInAfrica

yoNopuedoVacunarme

 

Estos días muchos sanitarios están invadiendo las redes sociales mostrando con orgullo cómo se vacunan con el hashtag #yomevacuno. Me alegro muchísimo, ¡enhorabuena! Os felicito. No sabéis lo afortunados y privilegiados que sois. Yo no quería ser menos, y aquí va mi foto desde Etiopía, con esto quiero reflejar el gran problema que está sufriendo no solo Etiopía sino la gran mayoría de países de África.

Cuando decían:
• Saldremos más fuertes
• No dejaremos a nadie atrás
• Todas las vidas valen igual
• Todos somos iguales

En realidad querían decir:
• Saldremos más fuertes los que ya éramos más fuertes
• No dejaremos a nadie atrás, pero el gran problema es que los pobres no cuentan
• Todas las vidas valen igual, menos la de los pobres que valen menos o quizá nada, ya que ni cuentan
• Todos somos iguales cuando tenemos dinero, si no tenemos dinero ni somos

 

 

Cuando un programa de vacunación colapsa otro

Vacunar contra la  COVID19 sin dejar de vacunar de Sarampión, Tétanus o Neumococo.

 

Estamos viviendo una lucha acérrima con argumentos a favor de la vacunación contra la COVID19 y otros en contra. Una carrera sin precedentes hacia la vacuna perfecta.

Mis redes sociales estos días están siendo inundadas por fotografías de amigos, compañeros, colegas, mostrando con orgullo su brazo desnudo hasta el deltoides mientras una aguja conectada a una jeringa les inocula el principio de la solución química y emocional contra esta pandemia que nos ha cambiado a todos. Con la otra mano unos hacen el símbolo de la “V”, otros alzan al aire el puño mostrando su fortaleza.

Son colegas que se encuentras en España, que han tenido acceso a la vacuna, y que libremente han podido tomar la decisión de vacunarse o abstenerse. Disponemos al alcance de información desglosada para comparar países, comunidades, regiones, autonomías, barrios…

Enhorabuena. Me alegro, mi más sincera felicitación y aprecio a la extraordinaria lucha, esfuerzo, trabajo, investigación que se está realizando, pero tan solo pido una cosa: derribemos los muros, contra la enfermedad se lucha unidos, no por comunidades ni países, sino como una misma humanidad.

Aquí en Etiopía, no tenemos elección, no podemos escoger, ya lo hacen por nosotros. Las únicas vacunas contra la COVID19 que vemos son en la televisión y la única decisión que podemos tomar es la de encender o apagar las imágenes que este dispositivo emite, mientras nos preguntamos los unos a los otros:

  • ¿Cuántas otras personas tienen que ser vacunadas antes que llegue a Etiopía la primera dosis?
  • Nos sentimos clasificados y relegados a la cola, y nos preguntamos ¿En qué posición estamos?
  • ¿Cuántas vacunas deben acumular los ricos almacenes europeos y norte americanos antes que el continente africano pueda recibirla?

 

No solo nos tenemos que tragar como la televisión nos empacha de imágenes con las vacunas ante la COVID19 sino que además los programas de vacunación aquí se están paralizando.  Es decir, mientras nos deslumbran como Europa organiza una masiva campaña de vacunación ante la COVID19, en Etiopía, como en muchos otros países de África no solo nos quedamos sin vacuna frente al Coronavirus sino que además los otros programas de vacunación están sufriendo graves descensos de cobertura vacunal. Desde el inicio de la pandemia está bajando la cobertura vacunal de  Sarampión, Hepatitis B, Neumococo, Polio, Tétanus… Temo un aumento de casos y muertes por estas enfermedades prevenible en los próximos meses si no tomamos medidas de manera inmediata.

La vacuna contra el neumococo, protege de desarrollar la neumonía causada por esta bacteria, en otras palabras, contra la primera causa de mortalidad en el mundo en los menores de cinco años. Quiero recordar que según datos de la Organización Mundial de la Salud la neumonía es el mayor asesino infeccioso de niños, cobrándose 800.000 vidas al año, lo que equivale a una vida cada 39 segundos. Etiopía se encuentra dentro de la lista de los cinco países del mundo con una mortalidad por neumonía más elevada en menores de 5 años. Tampoco olvidemos la escalofriante cifra de Unicef que nos dice que cada 5 segundos muere un niño por desnutrición en el mundo.

En cuanto al Sarampión, según datos de la CDC (Centers for Disease Control and Prevention), 41 países han paralizado o disminuido los programas de vacunación de sarampión debido a la pandemia por COVID19. El sarampión todavía se cobra unas 568 vidas (en su mayoría niños) en todo el mundo cada día, y tampoco podemos olvidar la rubéola que es una de las principales causas de defectos de nacimiento prevenibles también con la vacunación.

Según la misma fuente, más de 117 millones de niños están en riesgo de no recibir las vacunas contra el sarampión. Etiopía, ha realizado un gran esfuerzo para no paralizar la masiva campaña de vacunación frente al sarampión para no evitar que se repita la situación de hace una año cuando  se inició uno de los mayores brotes de sarampión de los últimos años y que hoy todavía sigue activo reportándose nuevos casos diarios. Os hablé de historia de la madre de Meseret (https://elpais.com/elpais/2020/05/11/planeta_futuro/1589209258_834648.html )

Ahora con la campaña de vacunación de la COVID19, imagino las niñas de España que reciben la vacunación del sarampión. No saben lo afortunados que son. Acaban de salvar su vida. Quizá también deberían posar con orgullo al recibirla. O mejor, quizá en lugar de posar actuar y movilizarnos para e acceso a la vacunación sea universal.

 

 

¿Veis mi brazo? ¿Veis la jeringa? ¿Veis la vacuna? Yo tampoco, ni nadie aquí en Etiopía ni en muchos países de África.

VacunasParaAfricaYa

VaccinesWorkAlsoInAfrica

yoNopuedoVacunarme

 

Estos días muchos sanitarios están invadiendo las redes sociales mostrando con orgullo cómo se vacunan con el hashtag #yomevacuno. Me alegro muchísimo, ¡enhorabuena! Os felicito. No sabéis lo afortunados y privilegiados que sois. Yo no quería ser menos, y aquí va mi foto desde Etiopía, con esto quiero reflejar el gran problema que está sufriendo no solo Etiopía sino la gran mayoría de países de África.

Cuando decían:
• Saldremos más fuertes
• No dejaremos a nadie atrás
• Todas las vidas valen igual
• Todos somos iguales

En realidad querían decir:
• Saldremos más fuertes los que ya éramos más fuertes
• No dejaremos a nadie atrás, pero el gran problema es que los pobres no cuentan
• Todas las vidas valen igual, menos la de los pobres que valen menos o quizá nada, ya que ni cuentan
• Todos somos iguales cuando tenemos dinero, si no tenemos dinero ni somos

 

La otra vacuna y el otro virus

Vacuna Coronavirus: NO a las patentes, la pandemia no es un negocio

Please follow and like us:

2 comentarios en “La vacuna de los ricos: Vacunas Para Todos Ya”

  1. Pingback: La vacuna de la vergüenza — Así se distribuye la vacuna contra la COVID19 en el mundo

  2. Pingback: COVID19: El apartheid de las vacunas —

Deja un comentario

Salir de la versión móvil
%%footer%%