Categorías
Àfrica Sida Somalia Sombras al Sol

En Somalia también viven pesonas

No son solo cifras,

detrás de cada cifra hay una persona, un nombre propio, una historia personal, una madre, una niña, una familia entera…

Son personas, son hermanos,

Somalia no está ni cerca ni lejos, está en nuestra misma tierra, está habitado por personas como nosotros, hermanos todos.

Somalia, Nigeria, Sudán, Sudán del Sur, Txad, Ethiopia… el terror está demasiado extendido. Estamos con el pueblo! Con nuestros hermanos

Estamos con los que sufren, con las víctimas del terror, sea donde sea, en cualquier país, ni más ni menos, todos somos personas, iguales en la dignidad.

Compartamos
Valga la ilustración de Andre Carrilho publicada hace más de tres años para denunciar la desigualdad de la atención ofrecida a las víctimas del Ébola.

Please follow and like us:
Categorías
Amiga Amistad Amor Diario de Etiopía Huérfanos Injusticia Invisible La mirada etíop La mirada etíope Pobresa Poema Sentiments Sombras al Sol

Sombras al Sol

Sombras al Sol

Cuerpos sin manos,

manos sin nombre,

nombres jamás pronunciados,

abrazos que nadie escoge.

Invisible presencia,

o ¿visible ausencia?

Consumidos por la sociedad,

silenciosos…

sin molestar…

temerosos…

Noche a noche

lentamente muriendo,

entre derroches

sobreviviendo.

Abrazos al viento,

lágrimas evaporadas,

palabras al silencio,

perdidas miradas.

Entre esquivas miradas,

acelerados pasos,

perros sin amo,

espectadores sin entrada.

Mendrugos de pan

luchan por no morir,

entre manjares sin fin

de avaricia capital.

¿Seremos aún capaces

de nuestras sobras darles

y sentirnos por ello generosos?

Odiosos somos.

Son legalmente ilegalmente robados

para luego de robo

legal ilegalmente acusados

por los dueños del oro.

Somos magos,

las personas transformamos

en muebles de cartón,

magos del horror.

Están pero no son

considerados por nosotros

más que engorro,

sombras al Sol.

Están pero no son,

quemados por el Sol

como si piedras fuesen,

día a día permanecen.

Son usados, utilizados,

como si seres no fuesen,

más que estatuas de barro,

muebles de carbono abandonado.

Están pero no son,

recordados por el olvido,

lloran su canción,

por la hipocresía carcomidos.

Cuerpos oxidados,

almas abandonadas,

más al fin, humanas,

y por nosotros ignorados.

Somos magos,

las personas haciendo desaparecer

con nuestro corazón vendado,

magos del no sentir al no ver.

Huellas sin camino,

sin destino perdidos

en el presente sin higiene,

en el futuro ausente.

Frío, puñales de hielo llueven,

a cubierto del cielo descubierto

sin reparo mueren

sepultados por el tiempo.

Al amparo del desamparo,

a la presencia de la ausencia,

al paro sin reparo,

a la entrada sin puerta;

a la casa sin hogar,

a la cama de cartón,

a la compañía de la soledad,

a la bienvenida con un adiós;

al movimiento del parado,

al parado en movimiento

buscando entre excrementos

sin encontrar arado.

A la sombra de la luz,

al sudor lavando su piel

huyendo del ataúd

que tiene más vida que él.

Please follow and like us: