Categorías
Àfrica CoronaVersos Poema

La Gloria de los Depredadores

LA GLORIA DE LOS DEPREDADORES

El mundo ignora su propia historia.
Los depredadores son sus escritores.

Manipulan la información
Confundiendo la verdad con la mentira,
la fantasía con la realidad,
la derrota se torna en victoria
y las violaciones en nuevas vírgenes.

Es el momento de los leones,
de escuchar su sorprendente historia,
reaprender el mundo desde otro punto de vista,
desde el oprimido,
el esclavizado.

Una nueva historia que ha sido ignorada
y silenciada.

Una historia en la que el cazador pasa de héroe a asesino,
y la víctima se convierte en heroína.

Bienvenidas a la nueva historia,
A la gloria de las oprimidas.

Iñaki Alegría

Please follow and like us:
Categorías
Àfrica CoronaVersos Coronavirus Poema

No llamemos tribu de África a lo que en Europa llamamos nación

No llamemos tribu de África a lo que en Europa llamamos nación

Hablamos de los daneses como nación, pero de los oromo como tribu.

¿Es cuestión de tamaño?

Pues no, ya que hay más oromo que daneses.

¿Es entonces porque unos son de Europa y otros de África?

Tribu tiene una connotación negativa, peyorativa, referente a lo primitivo.

Please follow and like us:
Categorías
Àfrica CoronaVersos Coronavirus Iñaki Iñaki Alegria Poema

A ti, que eres imprescindible en esta lucha: GRACIAS

A ti, que eres imprescindible en esta lucha: GRACIAS

A ti, que eres imprescindible en esta lucha

En esta lucha,

ayer, hoy y mañana,

como en toda la vida,

cada uno de nosotros tenemos un papel esencial,

Imprescindible.

Todos somos la piedra angular,

la pieza única del rompecabezas,

sin ella está incompleto

y no podemos disfrutar de su belleza.

Nadie es más,

ni nadie es menos,

cada uno suma

y si falta alguien

todos estamos incompletos.

Ahora, hoy y más que nunca

Cada pieza cumple su función

Y juntos creamos la belleza del espectáculo

En esta lucha hay héroes y heroínas,

Todas y todos lo somos,

Cada uno en su lugar, con su acción.

A ti, que eres imprescindible en esta lucha

GRACIAS

Y viva la vida,

Viva el Amor,

Y recordemos

Cuando regresas del desierto,

no puedes ver el agua del mismo modo,

cuando regresas de la hambruna,

no puedes ver la comida igual

Cuando al fin podamos volver a abrazarnos,

a mirarnos,

que no seamos los mismos

A ti, que eres imprescindible en esta lucha

GRACIAS

Y viva la vida,

Viva el Amor,

Please follow and like us:
Categorías
Alegría Sin Fronteras Alegria amb Gambo Àfrica Cooperación CoronaVersos Coronavirus Iñaki Iñaki Alegria Poema

Hoy es el momento de actuar, porque el mañana nunca llega para todos

Hoy es el momento de actuar, porque el mañana nunca llega para todos

Hoy es el momento de actuar, porque el mañana nunca llega para todos

Y te explicaré por qué lo pienso así.

Hoy cumplo años, no solo de supervivencia, sino de vida plena.

Y doy las gracias. Doy las gracias cada día.

Dar las gracias es necesario, y mucho, pero no es suficiente.

Y te explicaré por qué lo pienso así.

He estudiado medicina, pediatría, he estado tratando a niñas y niños con desnutrición aguda severa

Y te explicaré por qué.

He decidido dedicar mi vida a ellas

A que no sigan muriendo junto a mi ante mi mirada pasiva nadie más

Decidí estudiar medicina, luego pediatría y salud internacional.

Trabajando y luchando contra el hambre, contra la desnutrición, la lepra, tuberculosis.

Para conseguir que no mueran más madres en el parto, ni ningún niño asfixiado nada más nacer.

Ningún niño asesinado por el hambre.

Ni por enfermedades evitables y prevenibles como la diarrea o curables como la neumonía.

Puedes pensar que es un sueño, lo sé,

Pero ya he empezado a hacer este sueño realidad, es largo el camino, duro, pero nadie ha dicho nunca que sea fácil, pero es justo.

¿quieres soñar conmigo?

Este es mi objetivo en la vida,

He empezado en un poblado al sur de Etiopía, en Gambo. Poco a poco lo haremos posible.

Todas las personas deben tener la oportunidad de poder escribir su historia, y para ello, es necesario llegar vivo. Y no todos lo consiguen.

Estoy viviendo en un privilegio que no todos tienen, por ello, es una gran responsabilidad y no es mi deber ahora retornarla,

Dar la oportunidad para que todos puedan escribir su historia.

Empezaré desde el principio,

Me llaman superviviente,

Yo le llamo deber de responsabilidad.

Lo cierto es que sobreviví. Sobreviví al nacimiento. No me ahogué al pasar por el estrecho canal del parto, a los escasos segundos rompí a llorar insuflando de aire mis pulmones y oxigenando todo mi cuerpo, latiendo y respirando con autonomía, llegando a la vida. Quiero recordar, es justo recordar a las niñas y niños que nacieron el mismo año que yo pero no tuvieron la misma suerte sino que murieron durante el parto o los primeros segundos de vida por asfixia, por falta de oxígeno, por nacer en casa, o en un centro sanitario con escasos recursos…,

¿adivinas cuántos?

Más de 5.000.000 niñas y niños murieron el año que yo nací sin poder vivir más allá de sus primeros segundos de vida. Todavía estoy impactado. ¿Cómo quieres que me quede indiferente ante esta cifra? ¿Ante estas niñas y niños que hoy serían como yo pero que no vivieron más que escasos segundos de vida?

Sin embargo, yo seguí respirando, y latiendo, y aprendiendo, a caminar, a hablar… Y cumplí un mes de vida, y un año…

Y según cuentan celebré mi quinto cumpleaños jugando, riendo, como lo debe hacer un niño que alcanza esta edad.

Hoy quiero volver a recordar a todas las personas que nacieron junto a mí y que deberían haber podido celebrarlo tan solo escasas lo consiguieron.

¿adivinas cuántas?

Más de 12.000.000 no han podido celebrar los cinco años de vida.

Pero esto no es todo,

Yo seguí latiendo, viviendo, jugando, comiendo.

Sin ser todavía consciente de lo afortunado que era de tener familia, padre, madre, hermana, recibir cada día el amor y cobijo. Poder comer casa día, caliente, en una casa calidad y llena de amor. Con salud.

Mientras, a mi alrededor, de todas las niñas y niños que nacieron junto a mí, cada día éramos menos.

Mis compañeros de viaje seguían cayendo y muriendo… y yo por mi parte, seguía sobreviviendo…

Sobreviví también a la gran hambruna que azotó en Etiopía cuando tenía escasos años de vida, que se llevó por delante la vida de padres y hermanos, amigos a los que luego conocí.

Murieron miles de vidas inocentes.

Sobreviví a enfermedades como la diarrea, la neumonía, que cada 39 segundos se lleva una vida por delante.

Sobreviví a las guerras, demasiadas,

Darfur, Sudán, Yemen, Siria…

Yemen, Afganistán Siria, Irak, Nigeria, Venezuela, Congo, Colombia, Sri Lanka, Somalia, Palestina, Armenia, Azerbaiyán, Liberia, Sierra Leona, Croacia, Bosnia, Ruanda, Etiopía, Kosovo,

Sáhara occidental, Argelia, Sierra Leona, Angola, Chad, República democrática del Congo, Ruanda, Somalia, Etiopía, Eritrea,

Pakistán, India,

son alguna de las muchas que siguen teniendo lugar en los países olvidados del continente olvidado.

Y podrás pensar que todo esto sucedió lejos, nada más lejos que le error de pensar que no nos atañe lo que pueda pasar en cada esquina y que mata a nuestros hermanos

Please follow and like us:
Categorías
Àfrica CoronaVersos Coronavirus Poema

Poesía en tiempos de Coronavirus: A ti

Poesía en tiempos de Coronavirus: A ti

Tú, que me aprietas con fuerza la cara

hasta sentir dolor en las mejillas

asfixiándome el aire y la palabra

al respirar a través de tu rejilla,

Es así cuando me siento más seguro

y ante la amenaza protegido.

En este mundo cada vez más oscuro

no quiero pecar de atrevido.

Me abrazan tus delgadas cintas,

dibujando un hermético encaje entre cuerpos,

te puede dar risa

pero esto no es ningún cuento

Consigo que penetre el aire con esfuerzo

atravesando los poros de tu cuenco.

Sabes que podría vivir sin ti,

pero me sentiría vulnerable,

con miedo a que un virus me gobernase

penetrándome por un orificio de mi tapiz

En estos días eres por todos deseada.

Estás agotada, eres la más buscada.

A todos nos cautivas,

pero no te sientas exclusiva,

Te podemos fabricar con telas,

no lo olvides, que lo sepas

Antes eras tirada por los suelos,

ahora, recogida de las basuras.

y del más recóndito hueco,

te hemos puesto aura.

De llorar clamando un dueño

en los fríos almacenes,

ahora sacas pecho

de los sentimientos más crueles

En estos días de pánico te crees la reina,

ignorando que serás destronada

y a la temida esquina

nuevamente relegada

Tú, que te aprovechas del miedo,

no saques ahora pecho,

porque venceremos

y te olvidaremos

Anda con cuidado,

hay quienes buscan traficar contigo,

quienes ni ante el mendigo

la rodilla han clavado.

Con Amor, deseo que en dos días

Vuelvas a llorar por las esquinas

Gracias, porque a pesar del dolor y sufrimiento,

Gracias porque a pesar de todo tormento

Me proteges, y salvas la vida

A ti, gracias mascarilla.

Please follow and like us:
Categorías
Alegría Sin Fronteras Alegria amb Gambo Àfrica CoronaVersos Coronavirus Gambo Hospital General de Granollers Hospital Nossa Senhora da Paz Hospital Vall Hebron Hospitalització Meme Poema

Cuando regresemos, que no seamos los mismos

Cuando regresas del desierto, no puedes volver a ser el mismo

Cuando regresemos, que no seamos los mismos

Cuando llegué a Gambo

las cifras me miraron a los ojos,

y mi corazón les prometió

no permanecer jamás indiferente

al sufrimiento ajeno.

Una vez abres los ojos,

no los puedes volver a cerrar

El hambre me quitó el apetito,

el dolor me despertó,

entonces,

Me hicieron ver

que se puede ser

luz en la oscuridad

Alegría en la tristeza

y coraje en la adversidad

Cuando regresas del desierto,

no puedes ver el agua del mismo modo,

cuando regresas de la hambruna,

no puedes ver la comida igual

Cuando al fin podamos volver a abrazarnos,

a mirarnos,

que no seamos los mismos

Un mundo feliz sin Alegría

Érase una vez

Un virus que

las fronteras desafió

y mató.

Mató, así, sin más,

sin pedir pasaporte, ni ningún papel,

ni cuenta bancaria, ni color de piel,

y mató.

Mató, así, sin más,

Como mata

quien le importa la vida nada.

Érase una vez,

un mundo feliz

sin Alegría

Érase una vez,

un planeta con

estadios de fútbol cerrados y

futbolistas sin cobrar;

bolsas en caída libre,

millonarios arruinados,

capitalismo sin capital

Érase una vez,

hoteles sin huéspedes,

parques sin niños,

columpios sin movimientos,

autopistas sin coches,

escuelas sin clases,

calles sin peatones,

sociedades sin sociedad

Érase una vez,

la libertad confinada

entre cuatro paredes,

esquinadas.

Érase una vez,

abrazos sin brazos,

miradas estrelladas en una pantalla,

que permitían llegar al alma,

sin perderse en los cuerpos

Érase una vez,

un cuento sin rima,

cantantes sin público,

Érase una vez,

un mundo del revés,

que puso al mundo en pie.

Érase una vez

Un virus que

las fronteras desafió

y mató.

Mató, así, sin más,

sin pedir pasaporte, ni ningún papel,

ni cuenta bancaria, ni color de piel,

y mató.

Mató, así, sin más,

Como mata

quien le importa la vida nada.

Érase una vez,

un ejército sin armas,

que no vestía ropa de camuflaje

sino batas blancas,

que no mata sino salva

que no dispara sino perdona

que limpia, ayuda, cuida, acompaña, y

a veces,

incluso cura y salva.

Érase una vez

un pueblo que buscando

lo más nuevo descubrir

aprendió que la novedad

era volver a lo más ancestral

Y así fue como

el pueblo aprendió

que la vida sin compartirla no es plena

y que lo esencial

no se compra, ni se vende,

sino que es invisible a los ojos.

#Coronavirus

#COVID19

#Cuarentena

#QuedateEnCasa

Please follow and like us:
Categorías
Àfrica CoronaVersos Coronavirus Poema

Volver a la inocencia

Volver a la inocencia

Las personas iban desapareciendo,

Tan solo quedaban aquellas más pequeñas.

Un pequeño pensó…

-Esto es culpa de…

Y empezó a toser y toser… y en dos días su corazón dejó de latir…

Había perdido la inocencia… y la vida se lo llevó

Please follow and like us:
Categorías
Àfrica CoronaVersos Coronavirus Poema

Un mundo feliz sin Alegría

Un mundo feliz sin Alegría

Érase una vez

Un virus que

las fronteras desafió

y mató.

Mató, así, sin más,

sin pedir pasaporte, ni ningún papel,

ni cuenta bancaria, ni color de piel,

y mató.

Mató, así, sin más,

Como mata

quien le importa la vida nada.

Érase una vez,

un mundo feliz

sin Alegría

Érase una vez,

un planeta con

estadios de fútbol cerrados y

futbolistas sin cobrar;

bolsas en caída libre,

millonarios arruinados,

capitalismo sin capital

Érase una vez,

hoteles sin huéspedes,

parques sin niños,

columpios sin movimientos,

autopistas sin coches,

escuelas sin clases,

calles sin peatones,

sociedades sin sociedad

Érase una vez,

la libertad confinada

entre cuatro paredes,

esquinadas.

Érase una vez,

abrazos sin brazos,

miradas estrelladas en una pantalla,

que permitían llegar al alma,

sin perderse en los cuerpos

Érase una vez,

un cuento sin rima,

cantantes sin público,

Érase una vez,

un mundo del revés,

que puso al mundo en pie.

Érase una vez

Un virus que

las fronteras desafió

y mató.

Mató, así, sin más,

sin pedir pasaporte, ni ningún papel,

ni cuenta bancaria, ni color de piel,

y mató.

Mató, así, sin más,

Como mata

quien le importa la vida nada.

Érase una vez,

un ejército sin armas,

que no vestía ropa de camuflaje

sino batas blancas,

que no mata sino salva

que no dispara sino perdona

que limpia, ayuda, cuida, acompaña, y

a veces,

incluso cura y salva.

Érase una vez

un pueblo que buscando

lo más nuevo descubrir

aprendió que la novedad

era volver a lo más ancestral

Y así fue como

el pueblo aprendió

que la vida sin compartirla no es plena

y que lo esencial

no se compra, ni se vende,

sino que es invisible a los ojos.

#Coronavirus

#COVID19

#Cuarentena

#QuedateEnCasa

Please follow and like us:
Categorías
Àfrica Poema

Amo mi profesión

Amo mi profesión

No trabajo de médico

Soy médico

No  tengo ningún  horario

No dejo de ser médico ni un momento

Y no es temerario

Ni ningún tormento

Esto no es ninguna maldición,

es toda una  maravillosa bendición

La bendición de hacer de tu profesión tu vida,

tu pasión, tu entrega, tu alegría

Dar la vida

Y hacerlo con Alegría

Dar la vida

es la única manera de encontrarla

como me dice una hermana

Y hacerlo con Alegría

Si amas tu trabajo,

Nunca más trabajarás

Si quieres dejar de trabajar

Tu trabajo deberás amar

Para siempre de la vida disfrutar

Hola, soy pediatra en #Etiopía y tal vez me conozcas por éxitos como:

Please follow and like us:
Categorías
Alegría Sin Fronteras Alegria amb Gambo Àfrica Poema

Algo muere en mí cada vez que

Algo muere en mí cada vez que

Algo muere en mí cada vez que se apaga un latido,

Cuando, todavía,  no era su destino,

Y cae en el orificio del eterno olvido,

Despareciendo en silencio, perdido.

Algo muere en mí cada vez que se alza un muro,

una alambrada tejida con miedo y temor,

que silencia los agonizantes susurros

hasta convertirlos en un nada sin corazón

Algo muere en mí cada vez que

Se viola, compra, maltrata, esclaviza

El cuerpo de una mujer

hasta quitarle la vida

Algo muere en mí cada vez que una palabra

Una alegría sin piedad mata

Algo nace en mí cuando un cuerpo nace a la vida

Creo en ellos los niños y las niñas

Ellos albergan la esperanza que no está perdida

Son nuestras invisibles heroínas

Please follow and like us: