La mirada del hambre, la mirada huérfana e invisible, la voz silenciada