#AfricaVisibleC19, Alegría Sin Fronteras, Alegria amb Gambo, Cooperación, Coronavirus

La mejor defensa contra la COVID19 es un sistema de salud fuerte

La mejor defensa contra la COVID19 es un sistema de salud fuerte

Son las palabras que enfatiza el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de que «la COVID-19 está revelando cuán frágiles son muchos de los sistemas y servicios de salud del mundo»

 

En Etiopía, estamos trabajando codo con codo, en primera línea contínua apoyando el sistema nacional de salud de Etiopía

Esta pandemia está amenazando los sistemas de salud en todo el mundo. El rápido aumento de la ocupación de servicios de urgencias, unidades de hospitalización y de cuidados intensivos, sobrecarga y, en ocasiones, colapsa el sistema de salud y deja exhausto al personal sanitario.

 

Los países africanos son conocedores de su frágil sistema sanitario, con alrededor de 5 camas de hospital por cada millón de personas comparado con 4.000 camas por cada millón de personas en Europa (según datos de la OMS5) y solo 2.000 respiradores funcionales en los servicios de salud pública de todo el continente6. En muchos de los países africanos solo existen una docena de respiradores para poblaciones de millones de habitantes y además centralizados a menudo en uno o pocos hospitales.

 

Lo mismo ocurre respecto al número de sanitarios7: solo 5 de los 49 países clasificados por el Banco Mundial como países de ingresos bajos superan el umbral de los 23 médicos, enfermeras y parteras por 10.000 habitantes, cifra que la OMS ha establecido como mínimo necesario para prestar servicios esenciales de salud. No es solo la cantidad, sino también su poco homogénea distribución, quedando siempre las zonas rurales y remotas todavía mucho menos cubiertas que las grandes ciudades. Además de las serias limitaciones en capacidad asistencial, existen importantes problemas de acceso a la primera línea de prevención, debido a la falta crónica de material de protección adecuado para los sanitarios y a las enormes dificultades para garantizar el mantenimiento de las medidas higiénicas en lugares donde no hay agua corriente.

 

Retos futuros

La pandemia ha dado un vuelco a los sistemas de salud de occidente que ahora mismo no son capaces de responder a las necesidades inmediatas de la población. Conceptos tan olvidados en Occidente como inseguridad, epidemia o recursos limitados, y que por desgracia se han mantenido siempre vigentes en África, ahora están en las agendas de todos y son motivo de discusión prioritaria. Tanto el gobierno, los sanitarios o la población ha experimentado lo que en muchos países de baja renta es habitual y son estos mismos países los que ahora son ejemplo para gestión y organización de recursos en situaciones emergentes.

Las siguientes acciones deberían ser implementadas para minimizar las repercusiones de la pandemia en África:

Es fundamental en este momento una respuesta global a un mal verdaderamente global. Es importante fomentar un aumento del gasto público para reactivar la actividad económica sin olvidar la investigación científica.

Se debe continuar reforzando la idea de una buena cobertura24,25 que asegure el acceso universal a la salud, particularmente en las zonas más desfavorecidas del continente africano, ya que esta idea sigue siendo la piedra angular sobre la cual sustentar cualquier otra medida.

Cualquier gobierno tiene ahora claro que deben priorizarse planes de preparación epidémica porque la COVID-19ha demostrado el enorme poder disruptor de las infecciones y que estas pueden arrasar incluso con los países más ricos. Seguro que los gobernantes actuales y los aspirantes a serlo han entendido la importancia de invertir más y mejor para mejorar el abastecimiento propio de materiales básicos necesarios (plantas de producción de oxígeno, equipos de protección, mascarillas, test diagnósticos e incluso medicamentos), y estar mejor preparados para la próxima pandemia.

Esta crisis ha demostrado la importancia de la inversión en el sector público y la educación sanitaria a la población como el lavado de manos, distanciamiento o seguimiento de protocolos.

El gran desafío actual es no confiarse. Las medidas de distanciamiento social comienzan a relajarse en muchos de los países y, sin embargo, deben seguir siendo rigurosas porque un segundo brote podría ser más letal que el primero si no se mantiene la disciplina.

En ausencia de una vacuna, es importante que sigamos compartiendo a tiempo real la información y resultados de nuestros avances médicos individuales, para un beneficio común.

Este virus ha dejado patente que estamos interrelacionados y que las enfermedades no entienden de fronteras, por lo que si todos trabajamos a nivel global por un mundo mejor seremos mutuamente beneficiados.

 

Puedes leer el artículo científico completo en:

 

COVID-19 y África: sobreviviendo entre la espada y la pared

COVID-19 and Africa: Surviving between a rock and a hard place

Maite de Aranzabala,b, Victoria Fumadóc,d, Iñaki Alegriae,f,g, Mercedes Riverah,i, Nuria Torrej,k, Belen Guibertl, María José Muñozm, Cinta Moraledan,o, Quique Bassatc,d,p,q,r,

, en representación del Grupo de Cooperación internacional de la Asociación Española de Pediatría (AEP)

a Centro Salud Lakua Arriaga, Vitoria, Álava, España

b Servicio de Urgencias IMQ Bilbao, Bilbao, Vizcaya, España

c ISGlobal, Hospital Clínic, Universitat de Barcelona, Barcelona, España

d Unidad de enfermedades infecciosas pediátricas, Departamento de pediatría, Hospital Sant Joan de Déu (Universidad de Barcelona), Barcelona, España

e Gambo General Rural Hospital, Oromiya, Etiopía

f Departamento de Pediatría, Hospital General de Granollers, Universitat Internacional de Catalunya, Barcelona, España

g Departamento de Pediatría, Hospital del Mar, Universitat Autònoma de Barcelona, Barcelona, España

h UGC de Pediatría y Neonatología, Hospital de la Axarquía, Málaga, España

i Departamento de Farmacología y Pediatría Universidad de Málaga, Málaga, España

j SEM pediátrico y neonatal, Hospital Sant Joan de Déu, Barcelona, España

k Fundación Vicente Ferrer, RDT, Anantapur, India

l Urgencias de Pediatría y Transporte Neonatal, Hospital General de Alicante, Alicante, España

m Sección Infectología Pediátrica, Servicio de Pediatría, Hospital Universitario Virgen Macarena, Sevilla, España

n Unidad de Enfermedades Infecciosas Pediátricas, Departamento de Pediatría, Hospital Universitario 12 de Octubre, Madrid, España

o Instituto de Investigación Sanitaria 12 de Octubre (IMAS12), Fundación para la Investigación Biomédica del Hospital 12 de Octubre, Madrid, España

p Centro de Investigação em Saúde de Manhiça (CISM), Maputo, Mozambique

q ICREA, Barcelona, España

r Consorcio de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP), Madrid, España

RESUMEN

Con más de 575.000 muertes y cerca de 13,3 millones de casos a nivel global, la pandemia por COVID-19ha causado un terrible impacto en apenas medio año de evolución desde que por primera vez fuesen detectados casos en China. Conscientes de las dificultades planteadas en entornos con sistemas de salud robustos, donde la mortalidad ha sido significativa, y la transmisión difícilmente controlable, había una lógica preocupación por ver cómo el virus podría afectar a los países africanos, donde sus frágiles sistemas de salud auguraban un impacto aún mayor. Este «tsunami» anunciado, de potenciales consecuencias devastadoras, parece, sin embargo, no haber llegado todavía, y los países africanos, donde ya se ha evidenciado una creciente transmisión, no están viendo el impacto en la salud de sus habitantes que muchos habían predicho. En este artículo repasamos la situación actual de la pandemia en el continente africano, intentando entender los determinantes de su lenta progresión.

Texto Completo

https://www.analesdepediatria.org/es-covid-19-africa-sobreviviendo-entre-espada-avance-S1695403320302575

Reseña

Este manuscrito es un documento que presenta las opiniones y preocupaciones del Grupo de Cooperación Internacional de la AEP con relación a la probable expansión de la pandemia COVID-19 en el continente africano y sus posibles consecuencias directas e indirectas en la salud de los niños y por ello lo consideramos como un documento base de la AEP en cuanto al impacto de la pandemia en niños en áreas de escasos recursos.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

 

Please follow and like us:

Deja un comentario

error

Síguenos y no te pierdas las últimas novedades y artículos

RSS
Follow by Email
YouTube
YouTube
LinkedIn
LinkedIn
Share
Instagram
A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas