11 comentarios

      1. El hombre tropieza mil y una veces con la misma piedra, no sé si tenemos remedio, Iñaki… ojalá cambiáramos y dejáramos de mirarnos siempre nuestro ombligo.

Deja un comentario

Síguenos y no te pierdas las últimas novedades