Àfrica

Este cumpleaños, mis esfuerzos y aplausos van para para el personal sanitario del hospital de Gambo en Etiopía, para que sigan salvando vidas cada día

Este cumpleaños, mis esfuerzos y aplausos van para para el personal sanitario del hospital de Gambo en Etiopía, para que sigan salvando vidas cada día

Puedes colaborar aquí

Quiero dedicar los esfuerzos a apoyar la heroica y admirable labor que está realizando el personal sanitario del hospital de Gambo día tras día contra la desnutrición, diarrea, epidemias como el Sarampión y ahora la prevención del Coronavirus.

El 29 de Marzo es mi cumpleaños y quiero dedicar los esfuerzos a apoyar la heroica y admirable labor que está realizando el personal sanitario del hospital de Gambo día tras día  ante epidemia como el Sarampión y ahora la prevención del Coronavirus.

Un hospital ubicado al sur de Etiopía, en una zona rural, que atiende cada día a niñas y niños con desnutrición aguda severa, diarrea y deshidratación, neomonía y bronquitis, meningitis.

A este trabajo se añaden las epidemias, como la epidemida de Sarampio0n que desde hace meses colapsa el hospital de Gambo. Ahora, se inica una campaña de prevención y contención del Coronavirus, para evitar los efectos devastadores que ya conocemos.

Por todo ello y mucho más:

Este cumpleaños, mis esfuerzos y aplausos van para ellos, para los sanitarios del hospital de Gambo, todos ellos etíopes, comprometidos con su país.

El 29 de Marzo es mi cumpleaños

Trabajando por encima de nuestras posibilidades, colocando a dos y hasta tres niños por cama e instalando un hospital de campaña para poder asumir esta emergencia.

A la epidemia de sarampión, se añade ahora la amenaza del Coronavirus COVID19, están empezando a aumentar los casos de detectados en el país y debemos establecer medidas estrictas para contenerlo cuanto antes; ya que en caso contrario, en regiones rurales como Gambo, donde la población no tiene acceso a agua corriente el aumento de casos podría suponer un auténtico drama.

En estas condiciones, actualmente estamos focalizando todos nuestros esfuerzos a controlar el brote de sarampión con un esfuerzo extra por parte de los profesionales sanitarios que estamos trabajando al límite de nuestras fuerzas y mediante gastos extras en compras de medicamentos y suministros médicos para cubrir la hospitalización y las complicaciones graves que se derivan del sarampión.

Por otro lado a evitar la expansión del COVID19, implementando un programa especial de higiene de manos y equipos de protección individual (mascarillas, guantes, batas) en el hospital para minimizar los contactos.

Este cumpleaños, mis esfuerzos y aplausos van para ellos, para los sanitarios del hospital de Gambo, todos ellos etíopes, comprometidos con su país.

No tan sólo médicos, también y sobretodo personal de enfermería, auxiliares, limpieza, cocina…

Porque son ellos los que mantienen el hospital, lo que realizan esta tarea heroica cada día.

Este cumpleaños va por vosotros: Feliz Cumpleaños y seguimos adelante!!

Please follow and like us:

6 comentarios

  1. Quiero felicitar con amor, cariño, desde el fondo de mi corazón y mi alma
    al magnífico «Hospital General Rural de Gambo».
    Gambo no es sólo un hospital, es también una casa para quien la necesita, un hogar, un centro de salud y acogida. El hospital del amor, del cariño, de la felicidad, de la alegría y de la bendición.

    Quiero reconocer el formidable y espectacular trabajo que se realiza cada día en él. Trabajando y superando por encima de las posibilidades. Quiero felicitar a todo el personal que forma parte de él. No sólo el personal sanitario que realiza el trabajo mayoritario. Sino hay que destacar que si no hubiera personas que llenan el alma y que dan ambiente, si no hubiera personas a quién tratar, ayudar y curar. No tendría significado su existencia.

    Se acostumbra a pensar sólo los médic@s son los que se ocupan del sector de la salud. Error, sabemos que no es cierto y no hace falta ser médico para poder salvar vidas.

    Quiero honrar la labor, el esfuerzo de todos los integrantes que dedican parte de su trabajo y su tiempo en ayudar y colaborar, para mejorar las condiciones de vida de los demás. No solo me refiero al personal de sanidad, sino aquellos que ayudan a colaborar, que dan alas para volar, que rezan, que piden ayuda a Dios, que bendicen para que todos estemos mejor. Por lo tanto me gustaría remarcar en que el trabajo realizado es de todo un equipo unido.

    El trabajo en el hospital es del médico que diagnostica, la enfermera que aplica, el personal de la limpieza que mantiene el entorno limpio y aséptico, la cocinera que alimenta con buen propósito, la madre que reza y vela por la salud de su hijo. En consecuencia la labor de no es solo la de un médico que mayoritariamente acostumbra a recibir el mayor logro y reconocimiento. Hay que accentuar que si no hubiera enfermedad, ni pacientes en el mundo no existirían médicos.

    ¿Quién soy yo para reconocer?
    No soy más que otro ser que Dios ha creado y con amor y cariño lo difiero.

Deja un comentario

Síguenos y no te pierdas las últimas novedades