Alegría Sin Fronteras, Alegria amb Gambo

Agotado, exhausto, pero con la satisfacción de hacer todo lo posible

En Gambo, Etiopía

Agotado, exhausto, pero con la satisfacción de hacer todo lo posible.

Así es un día tal como ayer y muchos otros.

No lo sabía, eran las 2 de la madrugada cuando me llamaron a la puerta para la reanimación neonatal.


Apenas llevaba dos horas durmiendo y no me iba a volver a acostar en todo el día, se iban a desencadenar emergencia tras emergencia: la llegada de Ayantu con desnutrición aguda sevaera, Kaleb con dificutad respiratoria, Amina con deshidratación aguda severa…

Y una decena más de casos más de sarampión.

Convirtiendo la unidad de pediatría en un puzle para conseguir dar cabida a todos.


Compartir cada cama con dos niños ya no es suficiente. Poner dos camillas extras en las esquinas de la habitación con capacidad para 4 niños más, tampoco es suficiente.

Colocar en los pasillos 4 camas más con 8 niños más… tampoco…
Es momento de trasladar los niños con otro tipo de patología pediátrica a la sala de medicina general para poder ganar un pabellón más en la sala de pediatría para seguir ingresando los nuevos casos de sarampión que siguen llegando tanto de día como de noche.

Please follow and like us:

23 comentarios

  1. Ay Iñaki!
    Muchísimas gracias por todo lo que estás haciendo, eres maravilloso.
    Los niños de Gambo tienen mucha suerte de tenerte tan cerca. Saben que vas a luchar contra todo para conseguir salvarlos y sanarlos de la precariedad en la que están viviendo.
    Mil veces gracias por remover conciencias, a veces un poco dormidas y apoltronadas en nuestra zona de confort.
    Un abrazo fuerte

Deja un comentario

Síguenos y no te pierdas las últimas novedades