Empecé a escribir las noches en vela sin poder dormir tras el día agotador en Gambo

Empecé a escribir las noches en vela sin poder dormir tras el día agotador en Gambo

No podía dormir, cerraba los ojos y veía el sufrimiento de Ruziya, Abdulakim.

«Una vez has puesto nombre propio a los niños y niñas que mueren de hambre no puedes permanecer indiferente»,

anoté en un trozo de papel una de las tantas noches en vela en las que no podía conciliar el sueño. Cerraba los ojos y pensaba en cómo estarían Mikaeli, Abdul.

Escribía en las noches de insomnio en una libreta a la luz de una pequeña vela, pues en muchas ocasiones no teníamos luz. Escribía para expresar mi angustia, para liberarme de ella. El papel era y es la voz de mi alma, mi compañero que nunca falla ni me abandona. Los días en Gambo son una emergencia continua, comparten cama la vida y la muerte. Llega la noche y caes agotado, pero no puedes conciliar el sueño pensando en las niñas y niños que has dejado en el hospital. ¿Cómo resumir la experiencia allí? Escribí:

«Es una experiencia increíble en todos los sentidos y en todos los aspectos de la vida: médica, personal, humana y espiritual. Sobrecogedor. Deslumbrante. Alumbrante. Impactante. Inolvidable. Vinculante. Excepcional. Aquí comparten cama la vida y la muerte.»

Estos escritos terapéuticos los publicaba en el blog que creé para la ocasión: Cooperación con Alegría (www.cooperacioambalegria.co) y que a día de hoy sigo escribiendo, lo sigo necesitando, no me puedo acostumbrar al sufrimiento ajeno, y no quiero acostumbrarme. Y al final estos escritos, se han convertido en el libro.

¿De dónde viene el título?

La cooperación como hoy la entendemos debe desaparecer por amor, entregar la vida como uno más, poner fin al colonialismo, paternalismo, cooperación vertical e iniciar una nueva etapa sin cooperación sino con colaboración horizontal, por un mundo de igual a igual, de tú a tú. Me gustaría ser el último cooperante, aunque en realidad no soy cooperante. Si fuese a Suiza seguiría siendo pediatra, ¿por qué si me voy a Etiopía debería ser cooperante?

 

«Lo más triste de África es nuestra ignorancia, pero sobretodo la falta de ganas de querer conocerla.»

¿Qué pretendes comunicar con este libro?

Con citas de

Chinua Achebe («Ayudar a mi sociedad a recuperar la fe en sí misma y superar los complejos de años de denigración y auto desprecio.«),

Alain Mabanckou («El día que ser blanco o negro no signifique ya nada, ese día habremos conseguido al fin la igualdad. Fue el blanco quien inventó al negro.»)

Chimamanda Ngozi Adichie («si mi impresión de África procediera de imágenes populares también creería que África es un lugar de hermosos paisajes y animales e incomprensible gente que libra guerras sin sentido y muere de pobreza y sida; incapaces de hablar por sí mismos y esperando a ser salvados por un extranjero blanco y gentil. Esta única historia sobre África crea estereotipos y el problema con los estereotipos no es que sean falsos, sino que son incompletos.»).

Con el mensaje de fondo del proverbio africano: «Hasta que los leones no tengan sus propios historiadores, la historia siempre glorificará a los cazadores.»

El libro se desarrolla en Etiopía, más concretamente en la región rural de Gambo, al sur de Etiopía. La vida de un pueblo en la Etiopía rural donde comparten cama la vida y la muerte, la Alegría y la tristeza. Explico la evolución de mi pensamiento a lo largo de los más de cinco años viviendo en Etiopía. Llegando con una mentalidad de blanco salvador del mundo, con una mochila de estereotipos y prejuicios, a través de la convivencia y un baño de humildad explico el proceso de transformación llegando al fin del paternalismo y apostando también por el final de la cooperación. Etiopía no tiene que imitar a nadie, ni tenemos que decidir qué es el desarrollo. Una nueva mirada a Etiopía poniendo fin a la cooperación actual para crear una relación de igual a igual. Lo más triste de África es nuestra ignorancia, pero sobretodo la falta de ganas de querer conocerla. Una lectura para romper mitos y estereotipos sobre el continente africano y sobre el modelo de cooperación a través de la vivencia personal.

 

Deja un comentario