Oh, Etiopía. Contando los días para regresarte

Oh, Etiopía. Contando los días para regresarte

 

Oh, ansiada Etiopía

 

Te sueño

 

Te cuento

La Alegría

 

Te deshilvano las horas en segundos

para volver a aterrizar en tu mundo,

abrazando mi corazón hasta fundirlo

haciendo de las almas un latido.

 

Oh, soñada Etiopía

 

Te admiro,

Te suspiro,

 

Coraje, sacrificio, valentía, empatía,

Valores que se forjan día a día entre tus almas.

Las horas se alargan y alargan hasta convertirse en días,

pero éstos se van acortando hasta llegar a ser nada.

 

 

Oh, Gambo

Lugar de acogida

Con nombre propio brillas

Donde el día empieza y nunca me acabo.

 

Oh Gambo

El todo entre la nada

La nada en el todo

Amada y amado

 

 

Oh Gambo

Lugar bien hallado,

Surge del polvo la vida,

Del llanto de la tierra, la Alegría

 

Oh Gambo

Dónde te abrazan sin manos,

te miran sin ojos,

Dónde el alma camina sin pies.

 

Oh, Gambo

De nuestras lágrimas derramadas

La vida  ha brotado

 

De las noches en vela

En la oscuridad

De la muerte la ante sala

Que pierde sin cesar

 

Oh Gambo

Tus puertas nunca pueden cerrar

No hay muros en el firmamento

Tan solo ventanas de par en par

 

Oh Gambo

Santuario de vida

Esperanza, luz con espinas

Y también milagros

 

 

Gracias habitantes de Gambo,

por acogerme con los brazos bien abiertos,

por convertirme en un habitante más de este humilde pueblo

ubicado en el corazón de la Oromía, al sur de Etiopía.

 

Tan solo pensar que en menos de cuatro días mis pulmones respiraran el aire del altiplano de la Abisinia, mi corazón se acelera y mi piel se tensa, son suspiros de alegría y felicidad.

 

Hasta el aire lo echo de menos.

Ese aire puro mezclado con el aroma a café recién tostado, junto a la leña de la cocina y ese toque ácido en el ambiente de la injera fermentada.

 

 

Después de la presentación del nuevo libro

«El último cooperante »

 

Llega el momemento perfecto de regresar

 

En muy pocos días me encontraré de nuevo  camino a Gambo, Etiopía.

 

Y lo hago con sueños e ilusiones renovadas.

 

No os perdáis en los próximos días las nuevas noticias desde Gambo.

 

Adelante

 

Con Alegría

Con esperanza

Una mirada

Vida

 

GAMBO

 

8 comentarios en “Oh, Etiopía. Contando los días para regresarte”

  1. Así te imaginaba: con el alma inflamada de nostalgia y los ojos laaargos… laaargos…
    Que sea un muy buen regreso, de seguro por allá te extrañan más de lo que imaginas, Iñaki.
    ¡Felicidades en tu vuelta a Gambo!
    ¡Abrazos!

Deja un comentario