Una tarde mágica acercando una nueva mirada a Etiopía

Ayer tuve la gran fortuna de vivir una tarde mágica e inolvidable hablando y compartiendo mi pasión y amor por un lugar único en el mundo: Gambo en Etiopía.

Muchas gracias de corazón por compartir juntos una maravillosa tarda y llenar el mundo de Amor.

Gambo, un lugar único por el tiempo que he dedicado y compartido con las personas que lo habitan y que ahora lo hacen en mi interior. Vosotras, las personas de Gambo, sois las que habéis convertido el lugar en único en el mundo para mí, y tan solo tengo palabras de agradecimiento: Muchas gracias de todo corazón.

Entregar mi vida en Gambo, no es ningún sacrificio, es un auténtico placer, y lo hago lleno de Alegría.  Y pienso que esto es la clave.

Hagamos lo que hagamos, en el lugar que lo hagamos, que sea con Pasión y Alegría.

El mundo necesita personas que amen su trabajo, que sea su pasión, y que se entreguen con Alegría.

El Amor cambia el mundo. Y es universal, en Etiopía y en cualquier rincón del planeta, sea donde sea.

Muchas gracias de todo corazón a todas las personas que me acompañáis, las que vinisteis ayer y las que no lo pudisteis hacer pero nos seguís desde hace tiempo y formáis parte de todo esto. Todo esto tan solo es posible con la suma de todos, cada uno de nosotros no es más que un pequeño grano de arena pero juntos somos capaces de transformar el mundo en un lugar mejor.

No tengo suficientes palabras de agradecimiento.

Gracias, gracias de todo corazón.

2 comentarios

Deja un comentario