Entregar la vida con Alegría

Dar la vida es la única forma de encontrarla.
Me dice una hermana,
con el corazón en el alma

Dar la vida con pasión,

sin compasión

 

Entregar la vida

y hacerlo con Alegría

 

Por Amor

Siempre hay tiempo para un gesto de Amor

 

Nací para

Nací en 1985. Tenía más probabilidades de nacer en África que en Europa, pero nací en Europa. Solo Dios sabe por qué.

Tenía más probabilidades de nacer en Etiopía que en España, pero nací en España. Solo Dios sabe por qué.

Eso marcó la diferencia. Solo Dios sabe por qué.

 

Nací en Barcelona un 29 de marzo de 1985. Ese mismo día, en Etiopía nacía otro niño como yo, pero en medio de una gran hambruna en la región.

Nacía entre paredes de adobe. Sin asistencia sanitaria. La madre podía haber muerto en el parto. El niño probablemente moriría a los pocos días.

Nací en Barcelona, en un hospital y en una excelente familia. Eso marcó la diferencia. Solo Dios sabe por qué.

He tenido infancia, una alimentación equilibrada, amor en la familia, amigos y amigas, he ido a la escuela incluso a la universidad. Y sigo vivo.

Mientras yo jugaba sin preocupaciones, otros niños jugaban a sobrevivir buscando comida desesperadamente para no morir.

Mientras yo escupía la comida, otros niños no tenían nada que llevarse a la boca.

No hice nada para merecer nacer donde nací, por tener una gran infancia, por vivir… Solo Dios sabe por qué.

Nací dónde nací. Es una gran responsabilidad. Ahora toca asumir la responsabilidad. Ahora toca igualar.

Todos los niños y niñas merecen las mismas oportunidades independientemente del lugar donde nazcan, de nacer niño o niña, y de la religión que profesen.

Dónde naces te marca, pero lo importante es para qué naces. Cuál es tu misión en la vida… Solo Dios lo sabe.

Pienso que cuando buscamos el bien y el amor del prójimo no nos podemos equivocar.

Nací. Podría haber nacido en cualquier lugar del mundo.

Nací en el mundo y para el mundo.

Nací en… Lo importante no es dónde nací, sino para quién nací.

 

 

Dar la vida es la única forma de encontrarla.
Me dice una hermana,
con el corazón en el alma

Puedo preguntarme cómo debo tratar al “otro”,
Y descubrir que “el otro” en realidad no existe
Que hermanos somos todos
En paz

O puedo sencillamente
AMAR

Leeré el libro de los libros,
El libro del Amor,
El libro limpio,

Y si después de toda la lectura,
me quedan dudas,
y alguna pregunta

la misma respuesta
a toda pregunta
hallaré AMAR

Y Ante la duda
Escojo AMAR

Cuéntame cómo Amar
Cuéntame cómo la vida encontrar
Y la respuesta es Dar
Dar la vida, es la única manera de encontrarla

Dar la vida
Pero sin compasión,
Sin dar las sobras
Sin temor AMAR

Dar nuestra esencia
Sólo así la descubriremos

Dar la vida es la única manera de encontrarla

De Igual a Igual
AMAR

Deja un comentario