Aceptando y respetando la diferencia he descubierto que todos somos iguales

Aceptando y respetando la diferencia he descubierto que todos somos iguales

La diferencia debe servir para enriquecer la igualdad.

Es enriquecedor ser diferentes para construir un mundo más igual.
Manos de la humanidad, igualdad en la diferencia.

Cuando me he enamorado de las diferencias he descubierto que todos somos iguales.

Y tú, ¿qué ves?
No se trata de ver todas las manos del mismo color.
No son del mismo color, y es precioso y enriquecedor que sean de distinto color.

Se trata de ver manos de personas, hombres o mujeres, niños o niñas, que tienen la misma dignidad y derechos.
Y desde la diferencia, luchar por la igualdad.

4 comentarios

Deja un comentario