La Nueva Flor

abole (2) (1024x768)

La Nueva Flor

“A dos mil metros de altura nos abandona el avión. Nos encontramos en la elevada capital del país, Addis Ababa”

Con estas palabras describía mi primera llegada a Etiopía, hace ya más de 6 años.

Hoy, la sensación de volver a pisar tierras etíopes ha sido muy distinta.

El avión inicia su descenso sobre un mar de destellos luminosos, que provocan la alegría del pasajero sentado a mi lado:

“Desilal” me dice con una gran sonrisa en  los labios, mostrando el orgullo de su país natal.

“Desilal” me repito para mi interior, en efecto,  es precioso sobrevolar la inmensidad de Addis Ababa, y sonrío también.

Pareces etíope” me dice. Y ahora sí que no puedo disimular la sonrisa. Me ha dicho sin saberlo el mejor piropo.

El momento de tocar tierra del avión se confunde con los aplausos de los pasajeros, que no pueden esconder la alegría de volver a estar en su tierra.

Un escalofrío recorre mi cuerpo, se me pone la piel de gallina. Es la bienvenida de Etiopía, un país en el que ya tengo años de historias, recuerdos, alegrías, tristezas, sentimientos.

En estos años ha cambiado mi mirada hacia este país, ahora siento una profunda admiración y gratitud.

He llegado de madrugada, después de pasar el control de seguridad, los escasos turistas del avión atraviesan la puerta de salida buscando un taxi que los lleve al hotel; mientras los etíopes, toman aposento envueltos en mantas porque la noche es fría, esperando que el amanecer descubra un nuevo día y empezar la vida.

Yo, tomo asiento también y aprovecho para plasmar en palabras estos sentimientos.  Acompañado del añorado café etíope, con su inconfundible aroma y sabor.

Quizá sí que soy algo etíope.

Quizá no haya nacido en Etiopía, pero Etiopía ha nacido en mí.

 

Acerca de Iñaki Alegria

Médico Pediatra. Fundador de la ONG Alegría Sin Fronteras que desarrolla proyectos de desarrollo integral en Senegal y Etiopía. Misión y Valores Promover el empoderamiento, liderazgo comunitario, equidad de género en los países más desfavorecidos con el objetivo de permitir la mejora de la calidad de vida de la población. Empatía, compromiso, constancia, Amor, solidaridad, empoderamiento, equidad, humildad, transparencia y Alegría
Esta entrada fue publicada en Àfrica, Iñaki, Iñaki Alegria y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a La Nueva Flor

  1. Marta Pinhao dijo:

    ¡que bonito querido Iñaki! Abrazote.

    Le gusta a 1 persona

  2. Si tu has dejado mucho de ti, si igual tu alma está allí, uno es de ciertos lugares y personas sin importar cuan lejos nos vayamos.

    Le gusta a 1 persona

  3. Precioso, Iñaki, me alegra saber que llegastes bien a tu segundo país 🙂 ❤

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.