El milagro de salvar vidas en Etiopía cada día

El milagro de salvar vidas cada día en Etiopía

Mi corazón, de golpe, late con fuerza y está a punto de estallarme el pecho…

Nacer en Etiopía es un reto; sobrevivir a las primeras 24 horas, un desafío.

Una cesárea realizada a tiempo salva vidas

Un escalofrío recorre todo mi cuerpo al escuchar el llanto de un nuevo niño que acaba de volver a nacer en el hospital de Gambo, en la Etiopía rural.

No es un milagro, es todo un trabajo en equipo.

Empezando en la comunidad con las mujeres que trabajan como agentes de salud realizando educación sanitaria y promoviendo el seguimiento del embarazo para detectar a tiempo cualquier tipo de riesgo o complicación.

La madre, ha acudido a realizar las cuatro visitas de seguimiento prenatal que aconseja la Organización Mundial de la Salud, gracias a las cuales hemos garantizado un adecuado seguimiento del embarazo. También le hemos proporcionado un suplemento nutricional con ácido fólico para evitar malformaciones del tubo neural, como la espina bífida, que son mortales en la Etiopía rural. Ha acudido a Gambo al sentir las primeras contracciones, las matronas han realizado la evolución del parto, al detectar la presencia de aguas meconiales que indican sufrimiento fetal han indicado con urgencia la cesárea que ha sido realizada por el equipo de cirugía.

La mayoría de las muertes tanto maternas como perinatales son evitables. En Etiopía, la mortalidad materna sigue siendo demasiado elevada, alrededor de 412 madres por 100.000 nacimientos, lo que significa que alrededor de 11.000 mujeres mueren cada año al dar a luz. Cada 1.000 nacimientos, 46 niños fallecen antes de alcanzar los 28 días de vida, lo mismo que alrededor de 87.000 cada año antes de alcanzar los 28 primeros días de vida y 97.000 durante el parto.

Nos hemos propuesto un reto: que no muera ninguna madre al dar a luz ni ningún niño al nacer por una causa que podríamos haber evitado. Nuestro lema en lengua oromo es “Haati Takkallee Lubbuu kenuuf lubbuu dhabuu hin qabdu” [Ninguna madre debe morir al dar vida, ningún niño debe morir al nacer].

Hay algo mejor que salvar vidas, enseñar a salvarlas

5 comentarios

Deja un comentario