A los auténticos héroes invisibles

A los auténticos héroes invisibles

A los auténticos héroes invisibles

Mi compromiso con Gambo es de por vida.

Gambo tiene que seguir existiendo, no puede dejar de existir.

Está haciendo una gran labor en una zona rural aislada siendo el único centro sanitario para una población con unos recursos económicos muy escasos,

Gambo ofrece:

  • educación sanitaria a la comunidad
  • parto por personal cualificado disminuyendo la mortalidad materna en la región
  • control del embarazo para detectar a tiempo embarazos de riesgo
  • cesáreas
  • unidad neonatal que ha permitido disminuir la mortalidad neonatal en la región
  • cirugía general
  • salas de ingresos de pediatría y unidad terapéutica nutricional con más de 100 niños ingresados
  • sala de partos con más de 100 partos al mes
  • sala de urgencias con más de 200 urgencias atendidas cada día
  • sala de tuberculosis, lepra, cirugía y medicina general
  • servicio de farmacia, laboratorio y radiología

 

Sin embargo, el imprescindible no soy yo.

Los imprescindible son ellos, los auténticos héroes invisibles.

Quiero destacar el gran trabajo de las auténticas heroínas, las imprescindibles,

Ya tan sólo soy uno, pero Gambo está formado por más de 150 trabajadores locales que realizan un excepcional trabajo, garantizando atención sanitaria las 24 horas del día todos los días del año.

A ellos y a ellas dedico estas líneas y este vídeo

36 comentarios en “A los auténticos héroes invisibles”

  1. ¡¡Hermoso homenaje, Iñaki!! Que siempre estén llenos de amor, bendiciones y la luz de Dios… <3

    Ah… Te mandé un texto al email para que por fa lo mires. No es todavía del que habíamos hablado, pero a ver si quieres publicarlo en A Dos Manos… ¡Besitos! 😉 🙂

Deja un comentario