Los otros refugiados, los nadie

Los otros refugiados, los nadie

Si poco preocupan las personas que buscan refugio en Europa, nada aquellas quienes lo hacen en África u Oriente Medio, muriendo sin que nadie lo sepa, y lo peor, sin querer saberlo.

Del mare nostrum al mar rojo.
Desaparecen ahogados en el silencio, en el olvido, tragados por el mar convertido en un agujero negro, ni la muerte los ensalza, nunca fueron.

Hasta para los refugiados e inmigrantes que mueren en el mar hay clases.
El refugiado ya no tiene refugio ni acogida en esta sociedad, tan sólo enriquece las estadísticas de vidas perdidas en el cementerio de la conciencia humana…

Pero todavía hay algo peor,
Ser invisible, inexistente, completamente ignorado,
Vidas naufragadas que por no contar no cuentan ni en la estadística de muertes.

Ya ni se habla de hombres o mujeres, niños o niñas, embarazadas o no…y el número ya ni importa… para qué…
Son los refugiados del conflicto de la vergüenza, Yemen, son los nadie.

Si Yemen es el conflicto bélico silenciado, más lo son los refugiados que huyen de él y en el intento naufragan en el mar, en algún caso las noticias hablan de muertes, de refugiados ni pizca.

Saltan del país cayendo al mar donde son engullidos: yemenís, etíopes… que más da…

En la imagen, cambiemos los flamencos por personas, y el plumaje rosado por sangre de vidas derramadas en el mar teñido de rojo, ahora más que nunca haciendo honor a su nombre.

El mare nostrum se ha convertido en mare mortum, cementerio de cadáveres convertidos en cifras,
El mar rojo, es el mar de los nadie, que si su vida vale nada, su muerte no cuenta ni en las estadísticas. Es el mare mortum olvidado, el mar rojo, teñido de sangre.

Los nadie:

los hijos de nadie, los dueños de nada.
Que no son, aunque sean.
Que no tienen nombre, sino número.
Los nadie, que cuestan menos que la bala que los mata.
“Eduardo Galeano”

Los nadie, que por no tener ya no tienen ni número

4 comentarios

Deja un comentario