Viaje a la vida

Viaje a la vida

El animal de carga se detiene contemplando el dibujo de una mujer tomando agua no contaminada. Entre el muro se abre una puerta metálica liderada por un medio arco donde se puede leer escrito en amárico: GAMBO GENERAL RURAL HOSPITAL.

Tras el asno, una carretilla con una manta de flores descoloridas. Al detenerse el animal, la manta se empieza a mover dejando al descubierto una mujer sin duda alguna embarazada, es Mulu.

Mulu vive en un pequeño poblado al 20 quilómetros de la ciudad y hospital más cercanos.

Un viaje de horas por un camino estrecho tan solo transitable a pie y en época seca cuando el sofocante calor del sol te chupa el agua convirtiendo el camino en una odisea de supervivencia a lo largo de un cementerio de cadáveres.
Sendero intransitable en época de lluvias, ríos de agua inunda rápidamente el sendero de barro formando violentos torrentes.

Un viaje interminable bajo el sol, un viaje imposible por ríos de agua… sin embargo… un viaje preciso para poder seguir con vida… Viaje a la vida…

Un viaje preciso para poder traer vida al mundo sin jugarte la vida, sin morir en el intento.

Para sePara ser madre y no morir en el intento

Y el séptimo día vivió

Aferrándose a la vida

Amigo, ¿ya murió mi niño?

Deja un comentario