Condenada por la belleza

Condenada por la belleza

Los finos dedos, delgados como palillos, se extienden buscando exprimir con todas sus fuerzas un pecho sin leche de una abuela que ha tenido que enterrar a su joven hija.

Con tan sólo 6 meses de vida, Nuradin, ya puede decir que es una superviviente, una heroína, que ha sobrevivido a la gran batalla de seguir respirando y latiendo después de 24 horas de nacer.

Demasiados niños al año no lo consiguen en la Etiopía rural en la que ha nacido Nuradin.

Nuradin es huérfana. Cuando ella nacía, su madre moría en el acto, en el parto, entre un mar de sangre roja.

Mulu, su madre, una bellísima mujer, a quien la belleza ha condenado. Esta es su historia.

A los 13 años, cortaron sus alas, al ser entregada en matrimonio a su vecino.

Su marido no tenía trabajo, por lo que Mulu se veía obligada a vender su cuerpo por las noches a cambio de dinero para obtener comida para sustentar a su marido, impuesto por la violencia del dinero.

Al poco tiempo perdió la regla y la esperanza, empezó el embarazo, que sin saberlo, acabaría con su corta vida por una prematura y evitable muerte.

Nunca aprendió a leer ni escribir.

Ahora Mulu ha muerto, pero ha muerto de injusticia, de olvido, su muerte podría haber sido evitada.

Mulu podía haber ido al colegio, accedido a la universidad, casarse por amor. Decidir cuándo quedarse embarazada. Acudir al centro sanitario a controlar el embarazo. Detectar a tiempo el embarazo de riesgo por presentar una placenta previa. Acudido al hospital a tiempo para realizar una cesárea que hubiese salvado su vida y la de su hijo.

 

No queremos que mueran más mujeres como Mulu.

Mulu representa a todas las mujeres que mueren en el parto de manera evitable.

Es una injusticia social.

No nos podemos callar

 

Amo Etiopía, son los etíopes los que van a hacer rica y próspera Etiopía, lo sé porque ya lo están haciendo.

Ninguna madre debe morir al dar a luz

Ninguna madre debe morir al dar vida

Ayúdanos a conseguirlo mediante la formación, sensibilización y empoderamiento del personal local en las zonas rurales del sur de Etiopía

https://www.migranodearena.org/reto/18135/ensenando-a-ayudar-a-los-bebes-a-respirar

Enseñando a ayudar a los bebés a respirar

Parece un milagro, sin embargo no lo es, es el conocimiento.

Una comadrona bien formada acaba de poner en práctica lo aprendido en el curso de reanimación neonatal, “Helping Babies Breathe”.

No es un milagro, es la importancia de la formación.

Para que todas las madres pueedan disfrutar de la magia del Primer beso

3 comentarios en “Condenada por la belleza”

Deja un comentario