Las personas con lepra que no tienen lepra, rompiendo el estigma

 

#WorldLeprosyDay

Persisten los muñones, las secuelas de una enfermedad, pero ya no contagian, se han curado, pueden llevar una vida completamente normal, son personas, rompiendo el estigma.

Formación y empoderamiento en la comunidad de Gambo para acabar con el estima, porque por encima de todo son personas y pueden llevar una vida completamente normal.

Rompiendo Estigmas Contra La Lepra: Integrando A Las Personas Afectadas De La Enfermedad De Lepra Mediante La Formación Comunitaria En La Comunidad Rural De Gambo, Etiopía

 

Abrazando a las personas, olvidando la lepra

Abrazando a las personas olvidando la lepra.

Son personas, eso es lo más importante. El resto no es ni secundario, es nada.

En este caso son personas con una enfermedad, la lepra, pero ello no debe impedir que las abracemos, acariciemos, compartamos momentos con ellas.

La historia de Bekele: “Entonces no quise volver a mi hogar porque era diferente a ellos, tenía lepra”

 

Gambo: El pueblo de la alegría, abrazando las personas con lepra

“Solamente un pobre puede reconocer la riqueza que es la pobreza. Sólo un pobre puede reconocer la riqueza que es el sufrimiento. Y porque los pobres son los únicos que pueden conocer esa riqueza, son capaces de rebelarse contra la miseria del mundo, contra la injusticia, contra el sufrimiento del inocente.”  Dominique Lapierre – La ciudad de la alegría

Existe otra ciudad de la alegría lejos de la Índia, lejos de la historia de Dominique Lapierre, pero donde también reina la riqueza espiritual por encima de lo material, donde todo lo que no es dado es perdido, donde un niño para vivir tan solo necesita salud, donde los niños juegan con dos piedras…

Este pueblo de la alegría es Gambo, Alegría con Gambo, un pequeño poblado al sur de Etiopía, uno de los países más pobres del mundo.

En este poblado viven personas que han resucitado a una nueva vida. Hace ya años fueron contagiadas de la enfermedad de lepra, perdieron la sensibilidad en sus brazos y piernas, empezaron a perder algunos dedos… Sus extensas familias, enteras, sin excepción, los fueron abandonando en medio de la nada por miedo a contagiarse, sin dejarles nada más que el olvido, su destino era morir de olvido.

Pero gracias a Dios, en un lugar alejado de toda ciudad, cercano a la montaña, se construyó una casa de acogida para estas personas, un centro de acogida y tratamiento que acabaría convirtiéndose en su nuevo hogar, su único hogar, allí encontraran una nueva familia, una nueva vida y una nueva esperanza; el hospital de Gambo, casa de amor y acogida gracias a los misioneros de La Consolata.

Aquí os presento a la familia de Bekele, a una familia entera afectada por la unión de lepra, pero en la que ha reinado siempre al amor por encima de todo, una sonrisa que enamora y que todo lo puede!

La encajada de manos con el gran Bekele firma el compromiso de luchar contra el estigma de las personas afectadas con lepra, promoviendo su integración y aceptación en la sociedad  y mejorar sus condiciones de vida.

¡Empieza un camino por el Amor!

¡Alegría con Gambo!

Artesanía con las manos milagrosas de las mujeres con lepra

Las manos milagrosas de las personas con lepra, abrazo al corazón

Abrazando a las personas con lepra

 

22 comentarios

Deja un comentario