Busco principit@s

Busco principit@s

Pero no de l@s que gobiernan países, de l@s que educan almas,

No de l@s que sólo ven sombreros y números, de l@s que ven personas y nombres

No de l@s que aman las cifras, de l@s que aman las personas

No de l@s que buscan poseer y poseer más cada día

No

Busco principit@s que todavía mantengan la inocencia de niños

Y crean en la humanidad

en un mundo mejor

de Igual a Igual

De l@s que todavía crean en crear lazos,

De l@s que ven con el corazón, pues “lo esencial es invisible a los ojos”.

 

La importancia de la lectura

La lectura no sólo nos proporciona información, también nos educa

Nos hace pensar, reflexionar, meditar, imaginar, concentrar, esforzarnos, soñar

También reír, llorar, emocionarnos…

Nos hace viajar a otro mundo, real o de ficción. Nos permite viajar a lugares dónde sólo podemos viajar a través de los libros y nuestra mente.

Nos enseña gramática, ortografía, vocabulario,

La lectura nos da libertad

 

La lectura nos hace bien

Sea cual sea nuestra profesión.

Aprender a leer y escribir.

Leamos y escribamos.

Y a través de ella, defendamos la educación universal

Porque la educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo.

 

Y cómo decía Paulo Freire, “La educación no cambia el mundo, pero cambiará a las personas que cambiarán el mundo”

 

¿Qué te aporta leer?

¿Por qué leer?

¿Cuál ha sido el libro que más te ha marcado?

¿Tu cita favorita de un libro?

Os animamos a escribirnos y compartir vuestras reflexiones con tod@s nosotr@s

7 comentarios

  1. Sin duda, El Principito es uno de mis libros de vida. Escojo un fragmento con el que me siento muy identificada: “Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, comenzaré a ser feliz desde las tres. Cuanto más avance la hora, más feliz me sentiré. A las cuatro me sentiré agitado e inquieto; ¡descubriré el precio de la felicidad! Pero si vienes a cualquier hora, nunca sabré a qué hora preparar mi corazón…”. Me encanta…

  2. Muchas gracias Camino por compartir con nosotros.

    Sin duda es otro gran fragmento de EL Principito que comparto plenamente.
    “Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, comenzaré a ser feliz desde las tres. Cuanto más avance la hora, más feliz me sentiré. A las cuatro me sentiré agitado e inquieto; ¡descubriré el precio de la felicidad! Pero si vienes a cualquier hora, nunca sabré a qué hora preparar mi corazón…”
    Así es…

Deja un comentario