De querer la mutilación a odiarla

De querer la mutilación a odiarla

“Era un día de fiesta. Las mujeres estaban contentas, se ponían sus mejores galas y se comía bien. Era toda una celebración importante. Era que mi hermana se hacía mujer y se podía casar. Era la mutilación genital de mi hermana mayor. Ella no era consciente todavía de lo que le iba a pasar y estaba feliz, sintiéndose protagonista de la fiesta.

Yo era pequeña y quería que me mutilasen como a mi hermana. Quería una fiesta. Quería ser la protagonista. He de confesar que sentí pena al ver que no me mutilaban como a mi hermana.

Todo eso cambió.

Empecé a ir a la escuela, aprendía a leer, a escribir, 

Cuando aprendí a pensar es cuando aprendí a odiar la mutilación.

Así es como pasé de querer la mutilación a odiarla.

Sé lo que es, lo he vivido, me han mutilado. No se lo deseo  nadie. No voy a permitir que mutilen a mi hija. No voy a volver a defender esta práctica tan brutal, tenemos que acabar con ella. Mis amigas piensan como yo, no quieren la mutilación. La escuela nos ha enseñado a pensar, a pensar que las tradiciones pueden cambiar, que no son eternas.

La mutilación se acabará cuando todas las niñas vayan a la escuela y aprendan a defender sus derechos.

 Aún así, no culpo a mi madre por mutilarme, sé que lo hizo pensando que era lo mejor para mí y para poder casarme.

Cuando aprendí a pensar es cuando aprendí a odiar la mutilación.

Así es como pasé de querer la mutilación a odiarla.”

Las cifras son escalofriantes.

La Organización Mundial de la  Salud estima que cada año al menos 2 millones de mujeres y niñas se les practica la mutilación genital, es decir, unas 6 mil cada día.

Acerca de Iñaki Alegria

Médico Pediatra. Fundador de la ONG Alegría Sin Fronteras que desarrolla proyectos de desarrollo integral en Senegal y Etiopía. Misión y Valores Promover el empoderamiento, liderazgo comunitario, equidad de género en los países más desfavorecidos con el objetivo de permitir la mejora de la calidad de vida de la población. Empatía, compromiso, constancia, Amor, solidaridad, empoderamiento, equidad, humildad, transparencia y Alegría
Esta entrada fue publicada en Alegría Sin Fronteras, Alegria amb Gambo, Amiga, Amistad, Etiòpia, Explotada, Fam, Fundación Pablo Horstmann, Gambo, habitatge, Hambre, Iñaki, Iñaki Alegria, mutilació genital femenina y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a De querer la mutilación a odiarla

  1. cada vez más comunidades se unen a esta lucha

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s