La sonrisa que me ha dado la vida

«Tu sonrisa me ha dado la vida»

Nunca olvidaré estas palabras de Asnakech, una noche en la unidad terapéutica de renutrición de Gambo.

Y a mi es la sonrisa y Alegría de Asnakech la que me ha devuelto a la vida.

La medicina del Amor

La leche terapéutica que suministramos a los niños con desnutrición severa les ayuda a recuperarse, es cierto,  necesitan alimento y se lo proporcionamos. 

Pero no es menos cierto que las risas y la Alegría que les proporcionamos en la unidad de hospitalización también es una parte importante, esencial, en este proceso de curación. El poder  curativo del Amor, de una caricia, de una sonrisa… tanto para la niña que sufre desnutrición como para la madre, la auténtica heroína olvidada, ejemplo de resiliencia, capaz de sacar adelante una familia entregando su vida, literalmente.

Asnakech nos regala su sonrisa al llenarse de la Alegría de ver renacer de la hambruna a su hija Kidane.

La sonrisa de Asnakech nos da vida a nosotros!  Gracias de todo corazón desde Alegría Sin Fronteras  por permitirnos aregalar vidas, sonrisas y Alegrías en la Etiopía rural afectada por la hambruna !

Esta sonrisa y Alegría es para vosotros

22 comentarios en “  La sonrisa que me ha dado la vida”

Deja un comentario