Sin Amor no hay educación 

Sin Amor no hay educación

En el colegio nos enseñan a estudiar, a sacar buenas notas, con el aliciente de poder acceder a unos buenos estudios para podernos ganar bien la vida. 

Es una educación centrada en uno mismo, buscando el bien propio. Una educación egoísta, competitiva, esto no es educación. Debemos caminar hacia la educación del Amor, estudiar buscando el bien del prójimo, con el objetivo de una sociedad mejor. 

Estudiar para mejorar la vida del prójimo, para alzarlo bien alto en brazos y que puedan volar, y no para alzarnos a nosotros mismos, ni volar nosotros machacando al resto.

Sin Amor no hay educación.

Pertenecemos al mundo, todos somos hermanos

Por un mundo en el que todos nos podamos llamar hermanos.

Y finalizo con una cita del educador Enrique Martínez Reguera:

 «Elegir el altruismo como opción de vida, es como nacer heredero de una cuantiosa fortuna que atesora lo mejor de la gente: hará que te vayas encontrando con las personas más generosas que deambulan por el mundo. La generosidad en cierto modo es un sistema selectivo como es un casino financiero; en los casinos financieros se encierran los codiciosos para restregarse ambiciones y envidias; en los casinos de la generosidad se encuentran los que necesitan menos para repartir con los demás lo mucho que les sobra.»

6 comentarios en “Sin Amor no hay educación ”

  1. Iñaki, nos gustó tu punto de vista sobre la educación en este artículo («Sin Amor no hay educación»).

    Quisiera ver de que manera podría contactar contigo por teléfono, para así intercambiar impresiones acerca de un proyecto que queremos llevar acabo en nuestra ONGd relacionado con esto que tu hablas en este post. Me puedes contactar en facebook (Diego Moya Sáez) o a través de http://www.landofhope.org

    Te mando un fuerte abrazo y mucho ánimo.

    Paz y bien, nos vemos en la oración.

    Diego

Deja un comentario