La vida me enseñó demasiado

“La vida me enseñó demasiado, no necesito saber tanto ” Palabras de Hamdiya, madre con 16 años. 

“Quería ir al colegio, estudiar, ir a la universidad y estudiar medicina para poder cuidar de mi pueblo.

Pero me quedé embarazada de un hombre al que no quería, al que amaba. Se portaba bien conmigo, mejor dicho, no se portaba mal, y aprendí a quererlo…
Nació Nafyad, fue el fin de mi vida escolar, se cerró mi puerta al futuro. Ahora sólo soy madre, tengo que cuidar de mi hijo, caminar y cargar con el agua, cocinar, ir a por leña… así día traa día. .. se acabaron mis días de escuela y mi sueño de estudiar medicina para cuidar a mi comunidad, ahora todo es cuidar a Nafyad.”

Ahora, con Nafyad en brazos le digo a Hamdiya que luche para que Nafyad pueda cumplir su sueño, estudiar medicina o lo que ella quiera, que nadie se lo impida. Nafyad puede conseguirlo, Hamdiya tiene un nuevo sueño, hacer realidad el sueño de su hija.

Siempre hay esperanza. Hoy la esperanza se llama Nafyad, y está defendida por Hamdiya, la madre que ha vuelto a recuperar la Alegría y la Esperanza.

10 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.