La historia de Bekele: “Entonces no quise volver a mi hogar porque era diferente a ellos, tenía lepra”

lepra Etiopía

La historia de Bekele: “Entonces no quise volver a mi hogar porque era diferente a ellos, tenía lepra”

Bekele lleva una vida normal, ahora, en Gambo, pero no siempre fue así. En su pueblo natal fue estigmatizado, aislado, rechazado por sus amigos e incluso por su familia, por padecer una enfermedad que aún a día de hoy sigue estigmatizada, la lepra.

“Naci en Basako hace más de 60 años, un pueblo cercano a Gambo. Soy hijo de padres granjeros, en el seno de una familia, con 3 hermanos y 5 hermanas. A los 16 años llego a Gambo para ser tratado de la enfermedad de lepra.

Siento que me quema la piel en las manos, no puedo trabajar, es entonces cuando voy al hospital. Al llegar al hospital de dicen que tengo la enfermedad de lepra. Entonces no quise volver a mi hogar porque era diferente a ellos.

Me ingresaron en el hospital varios meses. Realicé tratamiento durante 7 meses. Ahora ya estoy curado pero no he vuelto a mi pueblo, allí soy diferente, ahora mi pueblo es Gambo, aquí soy como los demás, vivimos en un barrio en el que casi todos nuestros vecinos tienen la misma enfermedad, aquí me siento aceptado.

Durante los primeros días en el hospital lo pasé muy mal, estaba solo, no sabía lo que me pasaba ni lo que sería de mí, tenía mucho miedo a lo que iba a pasar.

Las hermanas me ayudaron y acompañaron mucho en estos primeros días, y ahora soy yo quien les ayuda a ella ensenándoles amárico y oromifa.

No regresé a Basako porque nadie quería saber nada de mí.

En Gambo me siento bien porque hay mucha gente con lepra y todos somos iguales.

Aquí en Gambo tengo lepra pero puedo llevar una vida normal

Me cuenta Bekele

10 comentarios

  1. Hola Iñaki, m, impressiona molt el que fas, i com et relaciones amb les persones, amb un gran amor. Les teves fotos m, arriben profundament al cor. No sé si recordarás q tu i jo vam coincidir a Taizé. En Gerard P. Ens va presentar… Em sembla… Gràcies per tot el q comparteixes. M, arriba endins. Una abraçada i a reveure maco.

Deja un comentario