La mirada etíope, reflejo de cicatrices y sueños del alma

Iñaki Alegria, la mirada etíope Iñaki Alegria, la mirada etíope

 

La mirada etíope, reflejo de cicatrices y sueños del alma…

Una mirada es mucho más que una mirada. Es la puerta de entrada al alma, el reflejo de los cicatrices y sueños del alma.

Una mirada vale más que mil palabras.

Callemos y miremos.

Abramos nuestra alma a la mirada

 

 

12 comentarios

  1. Ante esta brillante reflexión que mas se puede decir? Siempre me he preguntado donde esta el alma, en que parte de nuestro cuerpo….va tan unida al corazon ♥ que me es imposible encontrarla.Reflejo de cicatrizes que aun estando curadas duelen en lo mas profundo de mi corazon. La mirada de estos niños lo reflejan todo, no necesitan palabras». La mirada etiope» querido Iñaki enamora y logra que los los niños de Gambo vivan siempre en mi corazon ♥. Un abrazo enooorme.

  2. Muy buenos días Irene!

    Muchas gracias por tus preciosas palabras como siempre. Disculpa por estos días de ausencia, he estado muy liado en el hospital de Gambo, con mucho trabajo y sin acceso a Internet pero os he tenido a todos vosotros muy presentes en todo momento. Soy muy consciente de que vuestro apoyo es esencial.

    Mil gracias

    Un fuerte abrazo

    • Donde esta el alma Iñaki?
      Yo no lo se, me ayudas?
      No la encuentro, hace mucho que me lo pregunto.
      En la mirada de estos niños se refleja amor y lo ves enseguida, te enamora, te embruja pero yo me sigo preguntando… Y nuestra alma donde esta???
      Me ayudas?
      Un abrazo enooorme.

      • Muy buenos días Irene!

        Buena pregunta…

        En la mirada etíope se refleja el alma, en el cariño de los niños…

        Pero es cierto que en nuestra sociedad el alma ha quedado relegada llegando a negar su existencia.

      • Olvidemos el dinero, olvidemos todo aquello material…

        Cómo decía el principito de Saint-Exupéry: «Lo esencial es invisible a los ojos» y allí es donde está nuestra alma, en lo invisible, lo esencial.

Deja un comentario