No puedo permanecer indiferente

 

 

“ALEGRÍA CON GAMBO: la mirada etíope que alimentó mi vida”

Ya podéis encontrar el libro en las siguientes librerías:

Barcelona:

Librería Claret – Carrer de Roger de Llúria, 5, 08010 Barcelona

Librería Altaïr –  Gran Via de les Corts Catalanes, 616, 08007 Barcelona

Llibreria Documenta – Pau Claris, 144, 08009 Barcelona

Granollers: Libería La Gralla – Plaça dels Cabrits, 5, 08401 Granollers, Barcelona

Vic. Librería la Tralla – Plaça Major 7, Vic,

Girona: Llibreria 22 – Carrer de les Hortes, 22, 17001 Girona

 

A partir de los próximos días se encontrará disponible en las principales librerías de España. Si vais a una librería en la que no lo tienen os lo pueden enviar sin problemas. La librería Altaïr se encarga de realizar la distribución de los libros.

Para cualquier consulta me podéis escribir a ialegriak@gmail.com (Iñaki Alegria)

Muchas gracias!

Un fuerte abrazo

Feliz 2015 por Gambo!

2 comentarios en “No puedo permanecer indiferente”

  1. Llevo a estos niños dentro de mi corazon,desde que vi sus miradas, sus ojos brillantes llenos de vida. La magia etiope,Iñaki Alegria, tienen algo que te enamora cuando los ves.
    También recuerdo la mirada de Abdulakim cuando ingreso en el Hospital…Dios mio! Era un amasijo de huesos y piel, su vida pendia de un hilo, pero sobrevivio, ahora quizas pueda tener una infancia….ojala!!
    Sobrevivir, que palabra tan triste…nunca lo he comentado, debe ser muy duro que una madre traiga a su hijo al hospital y que muera sin remedio. Las publicaciones siempre tienen un final feliz, pero no se pueden salvar a todos.
    Como puedo permanecer indiferente ante esto??
    No se pueden olvidar nunca, los llevas dentro de ti, con o sin nombre son seres humanos con derecho a vivir no a sobrevivir!!
    Un abrazo enooorme.

  2. Muy buenos ideas,

    muchas gracias Irene por compartir con nosotros tus palabras y reflexiones. Nos enriquecen, nos hacen pensar…

    Como muy bien dices son seres humano con derecho a vivir, no a sobrevivir!

    Un fuerte abrazo

Deja un comentario