La sonrisa africana

En el hospital se concentra la enfermedad y tristeza y se condensa en lágrimas, quejidos, hambruna… de niños que han perdido la infancia… pero fuera se encuentra un oasis de alegría, de sonrisas, de niños sanos que son niños y quieren jugar, reír…

Todos hemos sido niños.

Pero no todos han tenido infancia.

La salud es alegría. ¡Salud para todos!

Hay que devolver la salud robada a la infancia

¡Devolver la infancia robada a los niños!

¡Un niño para sonreír tan sólo necesita salud!

Evidentemente no nos podemos conformar tan sólo con ello, pero es un primer escalón que hay que garantizar.

Un niño ha de tener ganas de reír. Cuando un niño no tiene ganas de reír, estamos ante un problema que hay que solucionar.

Siempre podremos hacer algo por ellos.

Siempre podremos regalarle nuestra sonrisa.

Siempre habrá tiempo para una sonrisa.

Siempre habrá tiempo para un gesto de Amor.

 

8 comentarios en “La sonrisa africana”

Deja un comentario