Te doy mi nombre

image

image

image

Acabamos de escuchar la historia de Anastasia de la voz de su madre. Es frecuente escuchar historias como la de Anastasia. Pero tampoco siempre son así. En otras ocasiones dan el nombre.

Eugenia renació cuando todos la daban por muerta. Llegó al hospital en trabajo de parto, sangrando, y medio comatosa. En el hospital la hermana la reanimó y sacó con vida a la niña que ahora ha recibido su nombre.

“Te doy mi nombre”

Dar el nombre a un nuevo niño, dar el nombre a una nueva niña

Dar el nombre a una nueva vida en la tierra…

Dar el nombre es mucho más que dar el nombre.

Es dar una gran parte de ti, por no decir la mayor parte de ti, lo más grande e importante de ti.

Dar el nombre es darte a ti mismo.

“Te doy mi nombre”

Iniciemos una campaña de dar el nombre!

Deja un comentario